Exhiben en Palacio Nacional ofrendas en memoria de las víctimas por la pandemia

Como parte de las actividades para la Celebración de Día de Muertos en la Ciudad de México, el Gobierno Federal instaló una Ofrenda Homenaje a las Víctimas de la Pandemia del 31 octubre al 2 de noviembre en Palacio Nacional, donde estarán representados 20 pueblos del país, denominada “Una Flor para Cada Alma” con sus ancestrales tradiciones para honrar a sus muertos, se puede apreciar el altar Totonaco, MIhcailhuitzitzintin fiesta nahua para los muertos en la Ciudad de México, Altar Tének, Altar Otomí de la Sierra de Puebla, Ofrenda Mazateca, Ofrenda de Yucatán, Ofrenda nahua de la Sierra norte de Puebla, Ofrenda Tzeltal, Ofrenda purépecha (tarasco), Altar chontal (yokot’an), Altar tojolwinik (tojolabal), Altar ayuujk (mixe),  Altar nnancue ñomndaa (amuzga), Altar ben’zaa (zapoteca de Valles Centrales), Altar ñuu savi (mixteca), Altar me’phàà (tlapaneca), Altar úza’ (chichimeca jonaz), Altar o’dam (tepehuán del sur), Altar rarámuri (tarahumara), Altar yoeme (yaqui).

Altar yoeme (yaqui)

Consta de un tapanco; es una mesa elevada, constituida por una plancha de 30 varas de batamote –llamada tapesti o “descanso de ánimas”– soportada sobre cuatro horcones de álamo o mezquite, que son sus pilares. Simboliza la propia casa tradicional yaqui, la mesa de la última cena y las costillas de Cristo, pero también evoca la estructura donde, en tiempos prehispánicos, se incineraba a los difuntos. El tapesti se cubre con un mantel bordado, sobre el cual se depositan flores naturales y de papel, por lo regular rojas y blancas; frutas como mandarina, caña, granada, manzana, plátano y sandía; guisos como wakabaki (caldo de res y verduras), frijol con hueso, pozole de trigo, machaca, gallina pinta con chichiquelite y carne con chile; así como tamales, galletas, dulce de calabaza, pan de dulce, tortillas de harina y dulces; bebidas como atole, champurrado, refrescos y tequila, además de agua, sal, cigarros, café; pinoles de trigo, maíz, semilla de sandía, semilla de echo y garbanzo, y sobre cada uno, un trozo de piloncillo.

Altar rarámuri (tarahumara)

La ofrenda consiste en alimentos tradicionales de la comunidad o los que más le gustaban a los muertos; agua y batali o teswino, bebida a base de maíz fermentado. En el altar también se ponen prendas que pertenecieron al difunto, como sipúchaka (falda), mapáchaka (blusa), camisas, koyeras, wasíbura (faja) y huaraches. Asimismo, se depositan objetos como wares (canastas), ollas y bateas.

Altar o’dam (tepehuán del sur) El altar se llena de flores de cempasúchil y de otras variedades coloridas; se depositan calaveras con los nombres de las personas a quienes se dedica la ofrenda, acompañadas por velas y veladoras que alumbran la morada de los muertos pues, según la creencia, este es un lugar oscuro; sólo las almas de niños y jóvenes van al Cielo con el creador.

Altar úza’ (chichimeca jonaz)

En el altar se deposita la ‘reliquia’, nombre que se da a la ofrenda en la comunidad, y al final de la celebración se prepara un gran altar comunitario en el cementerio. Se arregla con flores de cinco llagas y cempasúchil. Se coloca una veladora y un jarro por cada persona a quien se dedica la reliquia, mientras se reza y se recitan sus nombres. En el altar se depositan los alimentos y bebidas tradicionales de la comunidad y los que más gustaban a los difuntos, como tunas, quelites, verdolagas, tortillas, maíz, calabaza, tamales y pan, además de pulque, aguamiel o colonche, así como frutas variadas y agua. También se acostumbra colocar prendas y utensilios relacionados con las actividades que realizaban las personas a quienes se dedica el altar.

Altar me’phàà (tlapaneca) Algunos de los elementos de las ofrendas rituales me’phaa se disponen en manojos cuyos elementos se cuentan con precisión para contener las cantidades exactas. Para poder llegar a esta dimensión o nueva vida se cubren cuentas que están asociadas a sabidurías y dones implementados en comunidad, servicio comunitario, principios y valores.

Altar ñuu savi (mixteca) Dentro de los hogares, el altar se dispone en una mesa rematada por un arco de flores, del cual se cuelgan frutas y pan. Sobre la superficie se deposita el resto de la ofrenda, compuesta por mole de guajolote –preparado especialmente en esta ocasión–, aguardiente, mezcal, atole, chocolate, memelas de frijol, tortillas, tamales, mole, cecina, ejotes, calabaza y pan. Allí también se colocan velas, el sahumerio con copal, flores de cempasúchil e imágenes religiosas. Asimismo, se dejan algunas sillas para que los muertos descansen de su largo viaje. Mientras se prepara la ofrenda, se realizan rezos en la lengua originaria.

Altar ben’zaa (zapoteca de Valles Centrales)

El altar permanente se transforma y se amplía, de manera que además de las imágenes religiosas y los habituales ofrecimientos que se les hacen, se dé cabida a los retratos de los fallecidos y la ofrenda propia de la temporada. En algunos casos, se añaden mesas adicionales para albergar todos los elementos del altar. La ofrenda consiste en alimentos y bebidas como tamales, pan, mole, chocolate y mezcal, además de veladoras, flores y frutas diversas.

Altar nnancue ñomndaa (amuzga)

El altar se dispone como un tapanco o mesa grande de cuatro arcones, que representan los puntos cardinales. En la parte superior se construye un arco de flores de cempasúchil, que simboliza la puerta al mundo de los muertos. Un camino de pétalos de la misma flor conduce hasta allí desde la puerta de la casa, para guiar a las almas y que sepan que ya se les está esperando. La ofrenda consiste en los platillos y bebidas tradicionales de la localidad, heredados por las generaciones pasadas: iguanas asadas, chicatanas, conservas de papaya, dulce de camote, huevo con yerba santa y tamales, además de atole blanco y champurrado. También se ofrendan flores, velas y humo de copal. La conjunción de aromas es muy importante, pues de ello se alimentan las almas de los fallecidos.

Altar ayuujk (mixe)

En esta ceremonia se colocan ofrendas tanto en los cementerios como en los hogares; en los primeros, se suelen realizar celebraciones religiosas, además de que las familias conviven mientras toca la banda de viento de la comunidad. El altar de la casa suele disponerse en una mesa apoyada en uno de los muros, la cual se arregla con arcos de flores de cempasúchil o racimos de flores y fruta. En la pared se cuelgan las imágenes religiosas y los retratos de los difuntos. En algunas comunidades, se preparan arreglos con naranjas y follaje atados en una vara, que se suspende por encima de la mesa. La ofrenda, que en su mayoría se coloca sobre la superficie de la mesa, consiste en alimentos y frutos como tamales, elotes, pan, tortilla con chile, calabazas, chayotes, cacahuates, naranjas, plátanos, mandarinas, limas y dulces variados, además de bebidas como mezcal, tepache y cerveza. La cantidad de piezas de pan está relacionada con el número de almas o energías vitales de la persona (hasta nueve) o con la cantidad de difuntos que se espera recibir (una pieza por cada uno); de igual manera, el tamaño del pan depende de la edad de los fallecidos: grandes para las personas mayores, medianos para adultos y jóvenes, y pequeños para los niños. También se depositan objetos de uso diario y, a los pies de la mesa, se disponen velas y cigarros.

Altar tojolwinik (tojolabal)

En los altares se colocan imágenes de santos, flores de jutuz ek’ y flor de campana. Las ofrendas consisten en alimentos como calabaza en dulce, elotes y chayotes hervidos, fruta, chocolate con pan y el kojtak’in; café; aguardiente con vasos para que los difuntos se sirvan; sal, agua y dulces.

Altar chontal (yokot’an)

La ofrenda es el eje de la vida ceremonial chontal y por lo regular pone en relación a la comunidad de vivos con la de sus entidades más sagradas (santos, númenes y ancestros). Aunque ésta varía de contexto en contexto, todas utilizan el maíz y el cacao como alimentos principales de sus oblaciones. Las que se ofrecen a las ánimas incluyen un poco de pozol, maneas, uliche y tamales de carne, así como un par de bolas de masa de maíz y cacao, conocidas como el corazón de la ofrenda.

Ofrenda purépecha (tarasco)

Las ofrendas más elaboradas son aquellas que se dedican a las personas que fallecieron en los doce meses anteriores al 2 de noviembre. Por la mañana del día primero de noviembre la familia coloca en el espacio elegido una imagen, floreros, un cirio, la fotografía de su difunto, objetos personales, un incensario y a lo largo del día la ofrenda se va acrecentando con los bienes que llegan a regalar los parientes y otras personas: pan, chayotes, velas, frutas, flores.

Ofrenda tzeltal Se dispone de una mesa para acomodar todos los alimentos, como pan, carne, tortilla, chayote cocido, elote, repollo con carne, atole, café, pan, refrescos, cerveza, agua, sal, se colocan veladoras, flores e incienso.

Ofrenda nahua de la Sierra norte de Puebla

Se instala un altar formado por una mesa y un arco en la parte frontal, es decorado con flores de sempoalxóchitl y “mano de león”; se disponen ofrendas frutales como manzanas, plátanos, naranjas, limas, jícamas y cañas. Velas y veladoras se suman al conjunto de las ofrendas, lo mismo el incensario con el aromático copal. Una semana antes se realizan las comparas en un mercado especializado, se adquieren productos para las comidas y bebidas como el chocolate y el mole. El 31 de octubre por la mañana se reciben las almas de los difuntos infantes, para ellos les entregan comidas sin picantes, dulces, frutas y juguetes.

Ofrenda maya de Yucatán

El altar se monta en el interior de las casas, de preferencia con vista a la entrada y en dirección de la salida del sol. Sobre una mesa o entarimado se arman tres niveles que se cubren con manteles bordados, en la parte superior es colocada La Santa Cruz, hecha con madera y ataviada con un hipil o un paño de tiara. En el altar se disponen ofrendas de tamales envueltos en hojas de plátano y horneados bajo tierra; también ponen velas de cera, veladoras, flores y frutas (naranjas, mandarinas, cañas y plátanos). Se ofrecen dulces en conserva de calabaza, papaya y yuca, además de tortillas, refrescos, chocolate y caldos sazonados con albahaca. Todos estos alimentos se sirven en jícaras colocadas sobre bases de bejuco entretejidos o bien en vasijas de alfarería.

Ofrenda mazateca

El altar consiste en un entarimado de varas o carrizos, o una mesa común, cubierta con un mantel bordado, sobre la parte frontal ponen un arco forrado con flores. El altar es repositorio de los alimentos, como mole, caldos, atole, pan y frutas; las comidas son entregadas a los difuntos con rezos y el humo aromático del copal.

Altar otomí de la Sierra de Puebla

Un elemento fundamental en las ofrendas es el papel recortado, los curanderos confeccionan deidades y espíritus de los difuntos en adornos de papel como “camas y “manteles” para las cruces. También se elaboran coronas y ramilletes que son incorporados en los ornatos de las tumbas. Las velas y veladoras se suman a la lista de elementos para las ofrendas.

Altar tének

En la mesa del altar se instalan las ofrendas de tamales, moles, frutas, pan, velas de cera y humo de copal.

MIhcailhuitzitzintin fiesta nahua para los muertos en la Ciudad de México

Consistentes en una mesa y un arco, hasta los más complejos que tienen cuatro o nueve escalones. Para el arco y la pared se utilizan flores de sempoalxóchitl y papel picado; los escalones se forran con papel china. Este día se coloca toda la fruta de temporada como naranjas, plátanos, manzanas, camotes, calabazas, cañas, guayabas y peras.

Altar totonaco

Sobre una mesa se pone un arco frontal forrado de palmilla y flores de sempoalxóchitl, encima disponen estrellas tejidas con hojas de palma; después se cuelgan las frutas, panes y chocolates, en algunos casos, también pollos asados al carbón. En la pared se pone papel picado y ahí se pegan o cuelgan retratos de los finados y la imagen de los santos. La mesa se adorna con un mantel bordado o de plástico, aquí se colocan ofrendas comestibles de guisos de pipián, mole, caldos, yuca, calabaza, camotes y una gran variedad de frutas de la temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s