Sistema digital de la Semovi, una verdadera pifia

*Ante la incompetencia de las autoridades de la Semovi al mando de Andrés Lajous, cientos de capitalinos afectados preparan denuncias penales y amparos

El gobierno de Claudia Sheinbaum enfrenta una crisis más, producto de la falta de experiencia y la toma de malas decisiones de funcionarios de la Semovi, quiénes sólo demuestran ineptitud e intolerancia para atender y dar solución a problemas cotidianos que la ciudadanía demanda en materia de trámites vehiculares.

Desde el inicio de su gestión, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum anunció la entrada en operación de la llamada transición digital, en la cual se pretendía transitar del sistema presencial para realizar todo tipo de trámites de gobierno, a un “Innovador” sistema digital, el argumento cómo siempre, el combate a la corrupción.

Según quejosos, debido al aumento de contagios de la pandemia del covid-19, en el mes de marzo del 2020, el gobierno de la CDMX ordenó a todas sus áreas parar actividades, cerrando las oficinas de trámites y confinando a sus empleados para prevenir contagios; esta acción dejo a cientos de usuarios de control vehicular, con sus trámites varados e inconclusos, afectando gravemente la protección de su patrimonio al no poder tramitar un seguro de auto por no tener la tarjeta de circulación a su nombre, o dar de baja su auto por robo o pérdida total etc. También muchas agencias de autos sufrieron esta afectación al tener inconclusos los trámites de sus clientes todos ellos, a pesar de haber realizado sus correspondientes pagos a la tesorería.

Después de seis meses de inactividad, en agosto del 2020, con la entrada en vigor del nuevo sistema digital, continuó el viacrucis para los usuarios capitalinos afectados, ya que éste presenta diversas fallas al no contemplar la continuidad de los trámites inconclusos ya referidos, por otro lado, al ingresar al sistema digital, el usuario se enfrenta con que no están habilitados algunos trámites de control vehicular como cambio de propietario para auto y moto, baja de moto, sin contar con que tampoco hay corrección de datos; en el caso de las renovaciones de tarjeta de circulación, la Semovi ya no entrega al usuario el plástico físico de la tarjeta de circulación, sino un documento en línea con código QR que indica la nueva vigencia, el cuál debe de portarse en el auto para aclaración; lo curioso es que según versiones de algunos quejosos, este documento no es reconocido por las autoridades de tránsito de los demás estados de la república, bajo el argumento de que su reglamento de tránsito indica que se debe de solicitar al infractor la tarjeta de circulación; por si fuera poco, en los mismos corralones de la CDMX este documento es rechazado.

Para poder acceder al servicio a través del sistema, se tiene que pasar por una serie de filtros que van desde la creación de una cuenta personal y clave de acceso, además de cumplir con los requisitos que indica el sistema según el trámite deseado y sacar una cita en la oficina que  el usuario solicite ser atendido, lo curioso es que, a pesar de haber sacado la cita, el usuario tiene que enfrentarse en ocasiones a aglomeraciones en las oficinas, tardanza en la atención y por qué no decirlo, a las condiciones más contrarias a la sana distancia.

Basta decir que en la Semovi se encuentran registrados más de 8 millones de vehículos de los cuáles cerca de 6 millones son autos particulares y más de 500 mil motocicletas, eso sin contar con los vehículos de carga, pasajeros y escolares que rebasan el millón 500 mil. Vaya que este problema de negligencia en el otorgamiento del servicio no tiene precedente.

Lo cierto es que, ante la inoperatividad del sistema, los ciudadanos afectados han tenido que arriesgarse a salir de sus casas para acudir a las oficinas de Álvaro Obregón e Insurgentes para buscar ayuda, y como respuesta ante sus interrogantes sólo han recibido maltratos de empleados y directivos. Eso sin contar con la extorsión de agentes policiales que, ante la falta de tarjeta de circulación o placas, encuentran el pretexto ideal para amenazar a los conductores.

Por lo anterior los afectados anuncian que ya preparan recursos legales para obligar a las autoridades de la CDMX a darles solución a sus problemáticas ya que dicen, ya realizaron el pago de impuestos por el servicio y cumplieron con los requisitos para sus trámites, ahora sólo queda recordarle a la autoridad que debe cumplir con su obligación legal de otorgar el servicio ya devengado y si se puede, exigirle que pague por daños y perjuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s