McConnell culpa a Trump del violento asalto de sus seguidores al Congreso

Washington, EU, (EFE News).- El líder saliente de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, acusó este martes al presidente Donald Trump de provocar el asalto violento al Congreso por parte de sus seguidores el pasado día 6, que causó cinco muertos.

“La turba (que asaltó el Congreso) fue alimentada con mentiras. Fueron provocados por el presidente y por otras personas poderosas”, dijo McConnell en el pleno del Senado, en la primera ocasión en que se reúne la Cámara Alta desde esos incidentes violentos.

La Cámara de Representantes ha aprobado un juicio político contra Trump, acusado de “incitar la insurrección” por arengar a sus seguidores frente a la Casa Blanca antes de que tomaran la sede legislativa, y que debe ser solventado en el Senado.

“La última vez que estuvo reunido el Senado acabábamos de recuperar el Capitolio de los criminales violentos que intentaron impedir que el Congreso cumpliera con nuestro deber”, aseguró McConnell respecto a la sesión de confirmación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden que interrumpieron los asaltantes.

Hasta ahora McConnell no ha dicho cómo votará en el proceso de destitución de Trump, que ya no estará en la Presidencia cuando se celebre el juicio político, pero que podría ser inhabilitado para ejercer de nuevo cargos públicos ser condenado.

En el mismo pleno, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, afirmó que “Donald Trump no debería tener nunca más la capacidad de presentarse a un cargo público”.

“Habrá un juicio político en el Senado y una votación para condenar al presidente por delitos graves y faltas menores, y si es condenado, se votará para prohibirle presentarse nuevamente” a un cargo, dijo Schumer, para quien sin “verdad ni rendición de cuentas” no podrá haber unidad ni sanación en Estados Unidos.

Joe Biden asumirá la Presidencia este miércoles en una ceremonia a la que no acudirá Trump, que dejará el poder sin haber reconocido su derrota en unas elecciones limpias y justas.

McConnell, sin embargo, reconoció la victoria de Biden y felicitó al presidente electo a mediados de diciembre, mientras Trump seguía insistiendo en que fue objeto de un fraude electoral que nunca llegó a demostrar y de lo que nunca se ha retractado.

Antes del asalto al Capitolio, Trump se había dirigido a sus seguidores, concentrados frente a la Casa Blanca, a los que reiteró sus denuncias infundadas de fraude, instó a acudir al Congreso y les dijo que debían “demostrar su fuerza” y “luchar como el demonio”.

Posteriormente ha calificado de “caza de brujas” el proceso de destitución al que será sometido en el Senado y en apropiadas sus palabras a sus seguidores el día 6.

Los partidarios de Trump entraron por la fuerza en el Capitolio, rebasando las líneas de la policía, rompiendo ventanas y forzando las puertas, lo que obligó a los legisladores a interrumpir la sesión en la que validaban la victoria de Biden y a ponerse a salvo.

En la algarada resultaron muertas cinco personas, entre ellas un policía del Congreso que recibió un fuerte golpe en la cabeza con un extintor de incendios y que falleció días después. EFE News.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s