Hablemos de Miliano, con la Compañía Nacional de Danza

Por Catalina Guadarrama

 Irina Marcano coreógrafa y bailarina, habla sobre el proceso creativo de Miliano, pieza estrenada en 2019 en el Palacio de Bellas Artes, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Compañía Nacional de Danza (CND), conmemoran el 102 aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata. 

Esta emisión especial titulada Hablemos de Miliano tuvo lugar el 10 de abril (fecha en la que el Caudillo del Sur fue asesinado en 1919, en Chinameca, Morelos) se transmitió en el marco de “Contigo en la distancia”. 

Miliano marcó el tránsito de la bailarina venezolana Irina Marcano a la creación coreográfica al integrarse a la CND en 2012. Producida para su estreno en el Palacio de Bellas Artes en 2019 como parte del programa conmemorativo Zapata 100, esta obra se inspira en La leyenda de Emiliano del compositor Arturo Márquez, la cual refleja tintes tradicionales mexicanos, en particular la música de la Danza de los chinelos y el paisaje morelense. 

Marcano usó el ritmo de la melodía para hacer referencia a la lucha campesina y decidió crear en Miliano una resonancia grupal con sonidos generados con el cuerpo, a través de una referencia psicológica a los movimientos en masa, representados con 24 bailarines en escena, quienes se conjuntan al unísono haciendo juegos de formaciones espaciales. 

A partir de un lenguaje contemporáneo, representan a un grupo con un mismo referente que se imita, se busca y se mimetiza al abandonar la individualidad y tener sentimientos y objetivos en común. 

En la obra de Márquez se distinguen claramente tintes sonoros dedicados a la Danza de los Chinelos de Morelos (lugar de nacimiento de Emiliano Zapata) y de igual forma se encuentran en el lenguaje coreográfico contemporáneo, referencias sutiles a estas danzas tradicionales. 

“A través de esta pieza busco hacer referencia a las luchas campesinas por la tierra lideradas por Zapata, con un vestuario que muestre a todos los individuos iguales y que se mantenga en una paleta de naranjas y colores tierra que, apoyados con la iluminación, le impregnan a la escena una estética campesina y a su vez contemporánea”, señala la creadora. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s