Obesidad aumenta significativamente riesgo de desarrollar osteoartritis

 Hay muchos factores que pueden provocar que una persona aumente de peso al grado de padecer obesidad; tanto el consumo excesivo de calorías por una mala alimentación, un estilo de vida sedentario con poca o nula actividad física, fumar y consumir bebidas alcohólicas, son algunas de las razones por las que cerca del 73% de los mexicanos presentan sobrepeso.[1]

Actualmente, tras el confinamiento que provocó el Covid-19, el distanciamiento social ha sido parte fundamental para el plan de reducción de contagios, sin embargo, el hecho de estar largos periodos de tiempo encerrados en casa, con hábitos alimenticios poco saludables y la falta de ejercicio, pueden orillar a algún miembro de la familia a presentar índices de obesidad, razón por la que los cambios físico-mecánicos y principalmente químicos por el exceso de peso pueden contribuir al desarrollo de la forma más común de artritis, llamada osteoartritis (OA).[2],[3]

La OA es una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo caracterizada clínicamente por el dolor articular al iniciar el movimiento, generando como resultado discapacidad progresiva y disminución en la calidad de vida. En México, es una de las primeras 10 causas de invalidez, lo que incrementa la carga económica y social del país.[4]

El Dr. Federico Sandoval García, especialista en enfermedades reumatológicas y osteoartritis, mencionó que este padecimiento reumático, se produce cuando el cartílago que cubre los extremos de los huesos en las articulaciones se deteriora progresivamente, y se encuentra asociado con múltiples factores de riesgo, de los más importantes son la edad, el género, haber tenido lesiones articulares por algún deporte o accidentes, y la obesidad.[5]

Cabe mencionar que una persona con problemas de sobrepeso tiene casi tres veces más posibilidades de padecer osteoartritis, especialmente de la rodilla, espalda o cadera, que están hechas para soportar un cierto peso proporcional a lo correspondiente según la estatura de cada persona.[6] Igualmente, existen estudios que han demostrado una asociación con articulaciones que no son de carga, tales como las manos y los hombros.[7]

Es importante reconocer que la obesidad puede prevenirse y, de hecho, es el único factor de riesgo de la osteoartritis potencialmente modificable.[8] “Para los pacientes que presentan un peso demasiado elevado, sería benéfico modificar su dieta con el apoyo de un nutriólogo y practicar un poco de ejercicio, ya que podría mejorar significativamente su estado funcional, además de reducir los signos del dolor” destacó el Dr. Sandoval García.

Se ha descubierto que el peso corporal, durante los años medios y tardíos, es un factor importante en cuanto al riesgo de padecer osteoartritis, en especial durante el período entre los ocho a 12 años antes de que aparezcan los primeros síntomas.[9]

Asimismo, tras el confinamiento por Covid-19 hubo un notable incremento del 70% en el consumo cotidiano de alimentos chatarra y poco nutritivos en niños.[10] Por lo tanto, es muy importante cuidar nuestros hábitos y evitar el aumento excesivo de peso a medida que pasan los años, ya que de tal manera se elimina uno de los factores que coadyuban el desarrollo de la osteoartritis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s