Turismo en México retoma su ritmo: Newmark

·        Los nuevos viajeros quieren evitar multitudes, por lo que las nuevas propiedades rurales o más privadas son las de mayor demanda.

 El turismo, siendo uno de los sectores más importantes para cualquier economía, ha sido a su vez, uno de los más golpeados por la pandemia y, al igual que otras divisiones, ha experimentado diferentes crisis y superado cada una de ellas. Por ello, se espera su recuperación entre 2022 y 2024, por el tamaño de las dificultades y la naturaleza de la presente coyuntura.

De acuerdo con un reporte realizado por Claudia Montoya, analista de la división de Investigación de Mercados y el equipo de Hospitalidad de Newmark, cuyo presidente en México y director regional para América Latina es Giovanni D´Agostino, se destaca que por décadas el turismo fue una de las principales actividades económicas y uno de los sectores de mayor relevancia a nivel mundial ocupando la tercera posición.

Tan solo en 2019, este representó el 7% del comercio global, generó uno de cada diez empleos y, por cada empleo directo, se creaban 1.5 trabajos indirectos más. Sin embargo, por los efectos de la pandemia enfrenta algo nunca visto, donde los viajes internacionales cayeron entre 58 y 78% durante el 2020 y se redujo el número de viajeros de 4 mil 500 millones en 2019 a 1,800 millones en el 2020. Como industria, el turismo perdió a escala global entre 143 y 174 millones de empleos y el valor de la actividad del sector se redujo alrededor de 850 mil millones de dólares, contribuyendo a la caída de entre 1 y 1.5% del Producto Interno Bruto mundial.

“A pesar de todos estos impactos, el turismo tiene una fortaleza estructural cimentada en que los viajes son parte del estilo de vida de las sociedades actuales, por lo que, al desaparecer los riesgos sanitarios hacia las personas, resurgirá con rapidez. Una de las crisis vividas fue la recesión económica mundial durante el 2009 -año en el que en México se vivió un adelanto de lo acontecido en 2020 y 2021: el AH1N1-, en donde las llegadas de turistas internacionales descendieron un 4%, registrándose 880 millones de desplazamientos; sin embargo, para el siguiente año la recuperación ya era evidente, incrementándose en un 6.6%, respecto al año anterior (940 millones de turistas). De acuerdo con nuestra experiencia, queda más claro que nunca que los pronósticos tienen que tomarse con reservas porque pueden cambiar en cualquier momento”, señaló Pedro Delgado Beltrán, director de la división de Hospitalidad de Newmark.

Miguel Torruco, secretario de Turismo en México calificó al año 2020 como el peor desde la Segunda Guerra Mundial para el turismo en México. Paradójicamente, fue durante ese año que el país se colocó entre las tres naciones más visitadas del planeta, superado por Italia y Francia, gracias a la política de fronteras abiertas.

Las reacciones de los viajeros ante la incertidumbre resultado de la emergencia sanitaria, han sido similares a nivel mundial. De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo (UNWTO, por sus siglas en inglés), Asia y el Pacífico contaron con una reducción de 33 millones de llegadas de turistas en los primeros 3 meses del 2020. En Europa, por su parte, la cifra asciende a 22 millones de turistas perdidos. África y Oriente Medio, manifiestan una pérdida de 13 y 11 millones, respectivamente, de turistas durante el mismo periodo.

La mayoría de los expertos no prevé un retorno a los niveles pre-pandémicos antes de 2023. De hecho, el 43% de los encuestados apuntan a 2023, mientras que el 41% cree que no se recuperarán los niveles de 2019 hasta 2024 o incluso después.

TENDENCIAS

En la industria turística, es necesario entender al viajero como ser humano antes de considerarlo como únicamente un consumidor; los nuevos viajeros quieren evitar multitudes, por lo que las nuevas propiedades rurales o más privadas son las preferidas, aquellas que puedan tener mayores espacios y actividades al aire libre.

En todo el mundo se han realizado estudios que muestran las tendencias del turismo a través de la percepción de los gobiernos, las empresas y los turistas.

En España, diversas investigaciones proponen nuevos modelos de negocios para empresas turísticas que apunten su atención en los impactos medioambientales para implementar mejores prácticas que fortalezcan la economía a través de la responsabilidad ambiental.

Encuestas realizadas en Estados Unidos indican que los turistas estadounidenses enfocan sus viajes en el turismo doméstico y en la visita primordialmente a familiares. Además, consideran que los destinos que desean conocer serán espacios públicos y al aire libre.

En el caso de los mexicanos, han mostrado una inclinación por el turismo nacional en más del 90% de los viajes, principalmente a través del traslado propio o con familiares y que no impliquen desplazamientos largos.  Por otra parte, estados de la costa del pacifico como Nayarit, Baja California Sur, Jalisco, Sinaloa; así como Quintana Roo y Yucatán han atraído a turismo internacional de alto nivel enfocándose en el turismo residencial, salvavidas ante esta pandemia.

Punta Mita en Nayarit, ha logrado repuntar enfocando su estrategia en la venta y renta de bienes raíces vacacionales, proporcionando un refugio del Covid-19 y del confinamiento, a una clientela internacional con alto poder adquisitivo, por lo que todos los hogares privados y las rentas de largo plazo han crecido desde junio del 2020, hasta en un 50%, con respecto al mismo periodo del año pasado.

Según cifras del Sistema Nacional de Información Estadística del Sector Turismo de México (DataTur), la inversión extranjera directa en nuestro país en materia turística ha sido relevante en el primer semestre del año, con un aumento del 6.4%, con respecto al mismo periodo del año anterior, representando 711 millones de dólares. De acuerdo con la SECTUR, existen 603 proyectos turísticos con una inversión nacional y extranjera por más de 206 mil millones de pesos en estados como Campeche, Baja California Sur, Nayarit, Ciudad de México y Yucatán.

Del ingreso al país de capital extranjero, el 61.3% se destinó a departamentos y casas amuebladas con servicios de hotelería y 25.4% a hotelería con servicios integrados. El resto fue para aerolíneas nacionales, administración de aeropuertos y otras clases económicas.

En cifras del primer semestre, la SECTUR dio a conocer que llegaron al país 13 millones 901 mil turistas internacionales; lo que representa 7.2% respecto al 2020, lo que significa que el sector ya se encuentra en niveles previos a la pandemia con una derrama de 7 mil 815 mdd, 20% más que lo recaudado en el primer semestre de 2019.

Por otro lado, el gasto promedio de los turistas internacionales fue de 1,079 dólares y la balanza de divisas por concepto de viajeros extranjeros se encuentra en cinco mil 667 mdd, registrando un aumento del 20%.

De acuerdo con el director de la división de Hospitalidad de Newmark, la industria del turismo ha vivido momentos críticos en el pasado reciente, modificando hábitos de consumo en los viajeros y en la forma de hacer turismo, despertando una mayor conciencia hacia la sustentabilidad, el uso de nuevas tecnologías y de seguridad, por lo que anticipó que las estructuras de consumo estarán basadas en:

1.- Más vacaciones de menor duración

2.- Mayor segmentación de mercado

3.- Crecimiento del turismo activo

4.- Un consumidor más consciente, educado y exigente

5.- Mayor preocupación medioambiental

6.- Un aprecio por la innovación y las tecnologías

EL FUTURO DEL TURISMO

Sin duda, el turismo enfrenta un nuevo escenario donde no existe estrategia única que permita una recuperación acelerada, quedando claro que su reparación debe ir de la mano de la recuperación de la confianza, entre personas y entre países, sin perder la oportunidad que brinda este momento para hacer un turismo diferente, generando estrategias acordes con el nuevo perfil del turista que busca viajes temáticos de naturaleza y aventura. Es necesario impulsar y consolidar al sector empresarial; promover destinos inteligentes, la digitalización del sector y trabajar unidos en la recuperación y regeneración del patrimonio turístico con un enfoque vanguardista, apunta el análisis elaborado por Claudia Montoya.

“La actividad turística retomará su ritmo y las oportunidades para inversión en el sector serán más evidentes. Generar un capital emocional positivo para facilitar el proceso de restauración de la actividad será importante para recuperar el número de turistas nacionales (anticipando que reaccionan de manera mucho más expedita) e internacionales, incrementando así el ritmo de credibilidad, seguridad, y experiencias de viaje. México, sus destinos y los servidores turísticos deberán poner interés en generar mensajes de credibilidad y seguridad, recobrar la confianza y aumentar protocolos de limpieza y seguridad”, finalizó Pedro Delgado Beltrán, director de la división de Hospitalidad de Newmark.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s