Política al margen

*Inifed, en el Limbo; su Sindicato, ¡NO!

*Tulum, Joya de la Corona en la Riviera Maya.

Por Jaime Arizmendi

 el Senado de la República aprobó la Ley General de Educación que abrogó la Ley General de la Infraestructura Física Educativa. Con ello debió desaparecer el Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed), y sus funciones serían asumidas de inmediato por la SEP. Pero nada aún. Nadie sabe qué sigue para el personal.

Así es, a 25 meses de aquella abrogación de la ley que sustentaba a ese organismo, ese elefante blanco (por el mármol que viste su edificio), aún consume recursos federales, y sus empleados sufren el desconcierto sin que nadie les brinde claridad sobre su futuro laboral, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador previno que la SEP será descentralizada a la ciudad de Puebla.

En tanto, esta situación de indefinición es aprovechada por la autoimpuesta dirigencia sindical del organismo que, al mantener las viejas prácticas gangsteriles fincadas en su contrato colectivo, dispone de los recursos sin que rindan cuentas a nadie; y se reparten las plazas entre sus familiares y amigos mediante trampas, sin que haya autoridad que les ponga un tope a sus transas.

Cobijados el año pasado en la pandemia que ha mantenido a mucha gente en su casa, el sindicato del Inifed que encabezan Sandra Silva García y Antonio Peña Mejía, secretaria general y secretario de Trabajo y Conflictos, respectivamente, ocultaron la Convocatoria para ocupar plazas vacantes, y se las asignaron a consortes, hermanos, hijos y amistades.

Otro aspecto grave del espinoso asunto es que para este 2021, bajo el pretexto de que si en unas horas personal sindicalizado no entregaba los documentos para registrar sus propuestas de quiénes ocuparían las plazas nuevas; la pareja enferma de poder repitió la misma receta y dejaron fuera del reparto a quienes lo merecían.

Ante la ausencia de un titular de la Dirección General del Inifed, casos como el de Biviana Baldarrama Ángel resultan patéticos. Aunque ella obtuvo el derecho a designar a quien debería cubrir una de las más de 12 plazas vacantes, la empleada del organismo desde hace más de 25 años, fue una víctima de los embrollos y argucias de los dirigentes.

“Toño el Diputado”, como se hace llamar el secretario de “Trabajo y Conflictos”, puso trabas a Biviana; pero ante la decisión de la señora de no admitir su derrota, optó por quejarse ante el director de Administración, de la gerente de Recursos Humanos y hasta del Órgano Interno de Control, en espera de la justicia laboral.

Con grabaciones realizadas mediante su celular, la señora Baldarrama demuestra cómo ambos dirigentes del sindicato, que se supone deben defender los derechos de sus representados, la desdeñan y hasta se llegó al grado de ofrecerle 75 mil pesos, para que ya olvidara esa vacante, con el argumento de que “la autoridad quiere esa plaza, y no te la van a dejar”.

Vale anotar que esta singular mancuerna se autoreeligió en el Comité Ejecutivo del sindicato del Inifed, bajo el argumento de que la pandemia impedía realizar campaña y elecciones. Por todo eso y más tropelías, cada vez son más los trabajadores sindicalizados quienes piden que se apliquen sendas auditorías al organismo.

Incluso ahora están decididos a pedirle al presidente de la Federación de Sindicatos de Empleados al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala Almeida, su inmediata intervención para que se desconozca a ese comité espurio; y que mediante auditorías se revisen los gastos de los ingresos que percibe el sindicato y, si hay desvíos, se les sancione e impongan denuncias penales.

Al respaldar la aprobación de la nueva legislación en materia educativa, el diputado petista Gerardo Fernández Noroña expuso el 19 de septiembre de 2019 en San Lázaro que “con la educación y la salud no debe hacerse negocio”; y lamentó que el 25 por ciento de las escuelas están en edificios adaptados; y 36 de cada 100 carecen de drenaje.

Peor aún, 24 por ciento de planteles educativos no tienen agua; 100 de cada mil carecen de baños; 8 por ciento operan sin energía eléctrica; casi 60 de cada 100 adolecen de salidas de emergencia; 58 por ciento de las escuelas no tienen ruta de evacuación; y en 54 por ciento de los centros educativos no hay zonas seguras en caso de sismo. Inifed-sindicato, elefante reumático…

Lo malo es que también atrae malandros… A 13 años de convertido en municipio de Quintana Roo, Tulum destaca por su crecimiento turístico acelerado ante la belleza de sus playas, sus cenotes y un desarrollo natural de un modelo de turismo verde, «eco chic»; y propicia un mercado de gran atracción para el turismo de alto consumo.

Pero a la vez, genera un crecimiento desordenado poco o nada responsable con el medio ambiente, con irregularidades en la tenencia de la tierra, en la distribución del ingreso e inadecuados servicios públicos, reporta el Instituto de Administración Pública del Estado de Quintana Roo, A.C. (IAPQROO).

En su Reporte de Problemas Públicos mensual Septiembre 2021 del Municipio de TULUM, señala que su crecimiento turístico acelerado, ha sido propiciado por autoridades federales, estatales y municipales desde su creación en 2008.

Subraya que en Tulum, así como se han dado muchos casos de malas prácticas empresariales, es el único municipio del país dónde los mismos empresarios turísticos propician un movimiento para fortalecer las capacidades institucionales de los tres órdenes de gobierno en el territorio, con un ejercicio de planeación participativa desde la sociedad civil.

Dicho movimiento es impulsado por David Ortiz Mena, Presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum y el IAPQROO. Coordinan las acciones de las organizaciones civiles, centros de estudio, dirigentes sociales y vecinales, delegados rurales, empresarios, medios de comunicación y ciudadanos en particular.

Así, se logra que todos juntos definan los problemas públicos que los tulumnenses tienen en su casa, cuadra, colonia y municipio con el propósito de darles herramientas de planeación y presupuestación a las autoridades municipales.

Este ejercicio, construido con la Agenda Ciudadana para el Desarrollo Sustentable de Tulum, involucra a más de tres mil personas en poco más de 255 eventos públicos abiertos, para poner un alto en el camino y trazar una ruta hacia el Desarrollo del destino.

El Sistema para la Toma de Decisiones Públicas del IAPQROO, particularmente el Subsistema de Problemas Públicos, se ha convertido desde hace 3 años en insumo esencial para que la ciudadanía pueda dar seguimiento a las políticas y acciones que siguen los gobiernos al momento de resolver los problemas públicos que les aquejan. Pero también crecen sus problemas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s