CIDHPDA condena practica de matrimonio infantil y trata de menores Guerrero

*Lamenta el desinterés del presidente López Obrador.

*Exhortamos al estado mexicano que garantice la protección especial y vigile los derechos de la niñez mexicana: Teresa Manzanares Cruz, Comisionada Nacional de Igualdad.

La Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA), en voz de Teresa Manzanares Cruz, Comisionada Nacional de Igualdad, condenó el desinterés mostrado este fin de semana por el Presidente López Obrador respecto a matrimonio infantil y la trata de menores en el estado de Guerrero.

Como se recordará, el domingo pasado, el Primer Mandatario realizó una gira por la entidad guerrerense donde señaló aseguró que su visita «no fue a eso» y que dicho problema no es “una regla» en las comunidades.

Al respecto, Manzanares Cruz exhortó al Gobierno del Presidente López Obrador que se garantice la protección especial y se refuercen los derechos fundamentales de las niñas, niños y adolescentes.

Dijo que un asunto que ha provocó indignación es el de la menor Angélica “N”, ocurrido en Tlapa de Comonfort, Guerrero.

De acuerdo con información oficial difundida por Abel Barrera, director y fundador del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, la CIDHPDA tuvo conocimiento que el pasado 20 de octubre, Rutilio “N”, suegro de Angélica “N”, ‘compró’ a la niña de 11 años por la cantidad de 135 mil pesos.

El sujeto fue detenido esta semana por la Fiscalía de Justicia de Guerrero, acusado del delito de violación equiparada, así como de trata de personas y lesiones. El dictamen médico estableció que hubo violación contra la menor y que causó daños psicoemocionales graves.

La comisionada exhortó a las autoridades de los tres niveles de gobierno, el pronto esclarecimiento de este terrible hecho con el fin de buscar justicia para la víctima de la agresión, agregando que es necesario atender este con perspectiva de género para que no quede impune este suceso, en manos de una justicia misógina, patriarcal, que todavía no se desmonta de las estructuras del Estado.

Agregó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su visita al Estado de Guerrero, hizo caso omiso de la gravedad que afecta a las niñas y adolescentes al ser forzadas a casarse, justificando que la venta de niñas «no es la regla”. Además, señaló que en la región y en las comunidades «hay muchos valores culturales, morales, espirituales».

La respuesta del Presidente de la República Mexicana violenta claramente lo que suscribe la Convención de los Derechos del Niño; donde señala que la infancia es independiente de la edad adulta, que termina a los 18 años, y que es una etapa especial y protegida durante la cual se debe ayudar a los niños a crecer, aprender, jugar, desarrollarse y prosperar con dignidad.

Además de que transgrede lo establecido en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, en cuanto a lo dispuesto por el artículo 45, sobre el establecimiento en la legislación federal y local de los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio.

Destacó que no hay un compromiso por parte del Presidente municipal de Tlapa de Comonfort, Dionicio Pichardo, y del Ministerio Público (MP), porque no están protegiendo los derechos de las mujeres que han llegado a denunciar los presuntas violaciones.

“En lugar de proteger y emitir los peritajes los correspondientes, se van contra ellas, y continúan desprestigiando la lucha de las niñas y mujeres”, agregó la Comisionada.

“Es fundamental erradicar patrones misóginos y discriminatorios que desoyen las denuncias, los testimonios y las voces de las niñas. Por ello, es también necesario que los Estados refuercen las tareas de prevención, de educación y de empoderamiento para que las niñas y adolescentes conozcan, ejerzan y reclamen sus derechos”, añadió Teresa Manzanares.

Cabe destacar que, de acuerdo con ONU Mujeres, en las complejas raíces del matrimonio infantil se encuentran la pobreza, la desigualdad, la discriminación de género y los estereotipos culturales, en donde la sociedad considera como algo normal y aceptable que las niñas se casen o sean madres antes de alcanzar la edad adulta.

Y según cifras del INEGI, indica que los jóvenes hablantes de lengua indígena presentan proporciones muy elevadas de matrimonio infantil que superan el 40% en Chiapas, Guerrero y Veracruz; datos del Consejo Nacional de Población apuntan que del total de mujeres menores de 18 años que se casaron en 2016, en el 93.6% de los casos su pareja es mayor que ellas, y que el porcentaje de adolescentes en unión libre entre 1990 y 2015 aumentó de 2.5% a 5%.

Por último, exhortó a las autoridades correspondientes que, tienen la obligación de erradicar el matrimonio infantil porque conllevan en muchas ocasiones a la violencia de género, sexual, doméstica y psicológica y refuerzan ciclos de pobreza y precariedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s