Damnificados, exigimos presupuesto suficiente para una reconstrucción digna

Damnificados Unidos de la Ciudad de México exigimos la asignación de presupuesto para la reconstrucción en el ejercicio 2022 en cantidad responsable y suficiente para garantizar una recuperación integral, digna y orientada con una perspectiva de derechos humanos de las viviendas de todas y cada una de las personas damnificadas.

Para manifestar esa necesidad y con la finalidad de poder argumentar la obligación de contar con recursos suficientes para la reconstrucción, asistiremos este jueves 18 de noviembre, a las 9:00 de la mañana, a las instalaciones del Congreso de la CDMX, para entrevistarnos con ustedes. Es imperativo encontrarles ahí. No hay argumento para que ustedes, a diferencia del resto de las trabajadoras y trabajadores de esta Ciudad, sigan en aislamiento en pleno semáforo verde cuando todas y todos los demás debemos presentarnos a nuestros centros de trabajo desde que se determinó el semáforo naranja.

Elegimos esta fecha en el marco de la mesa de trabajo que han convocado para discutir el presupuesto que asignarán a la Alcaldía Tláhuac, justo considerando la forma discriminatoria con que se distribuyen los recursos de la Ciudad que dejan siempre en mayor marginación a Tláhuac y la zona oriente de esta capital. Para las personas afectadas por el sismo esto no es ajeno. Casi 50 meses después del sismo, nuestras calles siguen destrozadas poniendo en riesgo más y más viviendas, incluidas las recién recuperadas.

La emergencia continúa. A más de cuatro años del sismo del 2017 y de acuerdo con los datos publicados por el Gobierno de la Ciudad, miles de damnificadas y damnificados seguimos fuera de casa, 4 de cada 5 familias censadas no han podido recuperar su hogar.

Muchas de las personas que hemos podido alcanzar la reconstrucción de nuestra vivienda hemos recibido condiciones de habitabilidad mucho menores a las que teníamos antes del 19S. Y cada día, la precarización que se pretende imponer a las reconstrucciones o rehabilitaciones es más profunda e indignante, el claro ejemplo es la violación a la ley para la reconstrucción, modificando el método de atención por medio deI INVI, imponiendo topes de hasta $180,000.00 pesos para rehabilitación, violentando los derechos logrados por los damnificados; el esquema regresivo de reubicación es el mejor ejemplo.

Estos datos son muestra clara de que los recursos han sido insuficientes. Lo han sido principalmente por dos motivos: la irresponsable decisión de no solicitar asignación presupuestal durante los ejercicios 2020 y 2021, y la opaca y desaseada forma en que se han ejercido por el ejecutivo. Es imprescindible que el Congreso de la Ciudad de México asuma resolver ambas deficiencias que están olvidadas por el gobierno de Claudia Sheinbaum. Es necesario que garanticen los recursos necesarios y suficientes en 2022 para concluir con nuestra emergencia y que fiscalicen su correcta ejecución.

Presupuestar y solicitar la consideración de los recursos al Congreso local debería ser tarea del Gobierno de la Dra. Sheinbaum pero es claro que sus funcionarios no están interesados en atender la reconstrucción. Prefieren dedicarse a la entrega de tarjetas de programas sociales y a simular y mentir. Así lo demostró el secretario de gobierno, Martí Batres, cuando al comparecer en ese Congreso la semana pasada, mintió diciendo que ha sostenido 51 reuniones con este colectivo cuando sólo sostuvo 4 y en la última nos dejó plantados y rompió la interlocución por ya casi 2 meses.

Los funcionarios siempre tienen la posibilidad de olvidarse de las y los damnificados para ubicar sus miradas en nuevos puestos políticos. Así lo han hecho todos los funcionarios anteriores que incumplieron el encargo de atender esta emergencia, desde Mancera hasta Cravioto. Y como lo hacen los de ahora que apuntan sus esfuerzos a la evidente campaña presidencial que han comenzado. Esta negligencia gubernamental que atañe a los ámbitos ejecutivo y legislativo, sigue representando para nosotros y nosotras, pérdidas en todos sentidos, incluyendo la pérdida de la vida de nuestros compañeros que siguen sin casa y sin ninguna certeza de la ruta digna para recuperar su vivienda.

Para nosotras y nosotros no es posible voltear a otro lado mientras nuestra emergencia continúe. Por ello convocamos a todas las damnificadas y damnificados pendientes de atención a acompañarnos este jueves 18 de noviembre a encontrarnos con la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública del Congreso de la Ciudad de México para exigir recursos suficientes para una reconstrucción digna y justa para todas y cada una de las personas damnificadas.–

¡Damnificados Unidos serán reconstruidos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s