Nigromante

*La pesadilla de las drogas que no deja dormir a los gringos

Por José Vilchis Guerrero

El reporte más reciente del gobierno de Estados Unidos, informa que las muertes por sobredosis de drogas en su territorio alcanzaron la cifra récord de 93 mil estadunidenses en 2020, cifra superior en 29 por ciento de las 72 mil ocurridas por el mismo motivo en 2019.

El 15 de julio anterior Los Ángeles Times difundió en su nota principal que Estados Unidos ya sufría una epidemia de sobredosis, pero “el COVID ha exacerbado enormemente la crisis”, dijo Brandon Marshall, especialista en salud pública de la Universidad Brown que estudia las tendencias de sobredosis. “Es una pérdida sobrecogedora de vidas humanas”, agregó.

Esta persistente y dura realidad que sufre el país vecino del norte, principal consumidor de drogas en el mundo, ha motivado desde siempre su desconfianza hacia México porque le parecen insuficientes las acciones de su gobierno contra el narcotráfico, como si el incremento de las adicciones en ese país fueran una responsabilidad del gobierno mexicano.

El gobierno de Estados Unidos ha manifestado que sabe que la demanda de drogas crece desde el sur de la Unión Americana hacia el norte, hasta donde han podido penetrar los cárteles mexicanos porque así lo han permitido las autoridades estadunidenses que no pudieron rechazar los consabidos sobornos que hicieron posible el avance del narco hacia el norte.

Ahora el gobierno de Joe Biden ofrece una recompensa de 5 millones de dólares por información que conduzca a la detención de los hijos del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” Guzmán, Ovidio Guzmán López, Iván Archivaldo Guzmán Salazar, Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López, a los que tiene identificados como delincuentes de alta peligrosidad.

Según el Departamento de Estado los cachorros de Guzmán Loera son “miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa y sujetos a acusación federal por su participación en el tráfico ilícito de drogas”. Junto con Guzmán Loera, su pareja sentimental, Emma Coronel que ha sido sentenciada luego de declarase culpable de sus actividades ilícitas dentro del narcotráfico.

Por lo anterior, el Departamento de Estado hizo un llamado a todos los que posean información útil para la aprehensión de los vástagos de El Chapo Guzmán, -quien se encuentra purgando sus crímenes con la pena cadena perpetua- se comuniquen al número 16195406912 a través de WhatsApp, Telegram o Signal para dar con su ubicación.

En esta ocasión fue Joe Biden quien firmó otras dos órdenes ejecutivas para declarar emergencia nacional combatir el narcotráfico y para establecer el Consejo estadounidense sobre Crimen Organizado Transnacional (USCTOC, por sus siglas en ingles).

Desde la hilarante administración de Donald Trump creció el número de adictos que a pesar de tener en varios estados la autorización para el consumo ordenado de mariguana, han dejado de consumirla igual que la cocaína para darle preferencia a las drogas sintéticas como el fentanilo, que se según se ha demostrado ser más destructivas del organismo humano.

Trump le propuso al presidente Andrés Manuel López Obrador que sus agentes de la Drug Enforcement Administration (DEA) y personal del Federal Bureau of Investigation (FBI) participaran en el combate a los narcotraficantes a los que pretendió calificar de terroristas, lo que hubiera significado un latente peligro de que Estados Unidos pudiera invadir a México en una guerra sin cuartel por ese motivo, explicó el mandatario mexicano.

Por supuesto López Obrador rechazó el absurdo ofrecimiento del mandatario estadunidense que estaba a poco tiempo de concluir su administración, porque se hubieran corrido más riesgos de seguridad de haber aceptado la descarada propuesta trumpiana.

Esta metodología tradicional del gobierno estadunidense ha motivado traer a la memoria el fallido operativo de 2019 en Culiacán, Sinaloa, para detener a Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, el cual fue liberado por órdenes del presidente López Obrador, quien en su momento lo explicó y lo volvió a hacer la mañana de este jueves en su conferencia mañanera.

Reconoció que se cometieron muchos errores en el operativo, pues se realizó al mediodía, provocó la movilización y reacción de grupos de hombres armados del influyente Cártel de Sinaloa con la quema de vehículos y cierre de vialidades así como el amago a la comunidad en unidades habitacionales, de tal modo que si no hubiera dejado en libertad a Ovidio, hubieran muerto unos 200 inocentes en la operación militar, dijo López Obrador, quien así se lo explicó también a Trump en su momento.

Por supuesto que los miles de opositores encabezados por los ex presidentes Vicente Fox Quezada y Felipe Calderón con el apoyo de renombrados comunicadores y medios informativos que no apoyan a su administración se le fueron a la yugular al tabasqueño, quien soportó el castigo de la “opinión pública” por varias semanas en que no dejaron de acribillar a la 4 T.

Pero si Felipe Calderón perdió la guerra contra el narcotráfico y Vicente Fox se proyecta como exitoso emprendedor en el negocio de la mariguana, pues sus críticas al respecto se fueron por el caño del olvido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s