Tos, estornudos y secreción nasal caninos, ¡Es hora de visitar al veterinario!

Con el importante descenso en las temperaturas en la mayoría del territorio nacional, resulta impostergable extremar precauciones entre la población, incluyendo a nuestras mascotas.  Los perros, que aunque no presentan resfriados con “síntomas humanos”, pueden manifestar la  enfermedad conocida como  “tos de las perreras” o Traqueobronquitis Infecciosa canina (TBI), además de problemas como Traqueítis, Bronquitis, Distemper o moquillo canino, e incluso problemas más severos como Neumonía,  alerta el Dr. Fausto Reyes Delgado, Director de Desarrollo Institucional, Comunicación y Educación del Hospital Veterinario UNAM-Banfield.

El especialista detalla que la “tos de las perreras” es ocasionada por la asociación de la bacteria Bordetella bronchiseptica y el Adenovirus tipo 2, Parainfluenza e Influenza canina (estos virus no afectan al ser humano). Los signos más comunes son de tipo respiratorio como secreción mucosa por nariz (rinorrea), tos, conjuntivitis, pérdida del apetito y poca actividad física.

Debido a que las enfermedades más comunes en este periodo son las de tipo respiratorio, es necesario llevar con anticipación a nuestros animales de compañía a la consulta veterinaria a modo de prevención para actualizar o continuar con su calendario de vacunación y desparasitación, y de esta manera, detectar anticipadamente algún problema que pueda diezmar su estado de salud.

Aunado a lo anterior y ya transitando la temporada de frío, el Dr. Reyes Delgado aconseja que “si de forma habitual sacamos a nuestra mascota a caminar o jugar en las mañanas, lo mejor será realizar esta actividad un poco más tarde, principalmente en cachorros y en ejemplares que se consideran adultos mayores (son los que ya han vivido ¾ partes de su expectativa de vida). El uso del suéter puede ser discutido o cuestionable, ya que de forma normal ellos presentan una temperatura más alta que la nuestra, incluso hay razas de perros que resisten mejor las temperaturas bajas, el ejemplo son las razas nórdicas como Malamute de Alaska, Husky Siberiano o Samoyedo que son razas de trabajo en climas fríos extremos”.

Parte de la tenencia responsable que debemos tener hacia nuestras mascotas, implica estar atentos a su salud y bienestar, es por esto, que si a pesar de las atenciones previas y posteriores, se manifiestan signos inespecíficos de enfermedad como depresión, hiporexia o anorexia (bajo o nulo consumo de alimento); problemas respiratorios como tos, estornudo con secreción nasal que puede ser desde serosa (transparente clara y sin moco) hasta mucosa o purulenta; dificultad para respirar o respiración superficial y acelerada, pero  sobre todo, ante la duda de que si los síntomas pueden ser derivados de alguna enfermedad respiratoria, lo mejor es llevar al ejemplar a revisión con su Médico Veterinario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s