Alacranes con alas y escorpiones aéreos…

• “Un dictador en semilla, AMLO es el huevo de la serpiente”: Salvador Mendiola. El poeta, escritor, periodista y catedrático universitario, acusa también que “López es un vil y miserable ignorante”
• Sentencia: “…Si hay 30 millones de imbéciles igual que él, aunque los quiero reducirlos a 13, solo 13 millones de imbéciles igual que él, no quisieron ir a la escuela…”
• Revela que AMLO pescó de los testículos a Zedillo y lo obligó a darle dinero para no cerrar o quemar pozos petroleros

Por Blas A. Buendía

Para la Barra Interamericana de Derechos Humanos (BIDH) “no tiene la culpa el indio, sino quien votó por un terrorista dinamitero de pozos petroleros”. El poeta, escritor, periodista y catedrático universitario, Salvador Mendiola sentencia que Andrés Manuel López Obrador es “un vil y miserable ignorante”, “un dictador en semilla”, que se transmuta políticamente “en el huevo de la serpiente” de la 4T, el bodrio pseudo-legal y anti-institucional que seguirá cerrando las oportunidades de desarrollo y libertades consagradas en nuestra Carta Magna.
Si bien la sociedad se cuestiona “si es un delito considerar como terrorismo de baja intensidad” lo que viene desarrollando López Obrador como presidente de México en contra de su pueblo, Mendiola coincide con la BIDH, al precisar que ya estaba previsto que Andrés Manuel se trasfigure en la fase suprema del fascismo neoliberal de izquierda en América Latina, conforme a las directrices del grupo de resentidos y amargados, aglutinados en el Foro de Sao Paulo, retrógradas del desarrollo de los pueblos del continente.
Al estudiar el perfil siquiátrico de López, Mendiola añade que “desde ahí le vi ese defecto gravísimo, que es un necio encerrado en su cabeza; su madre –por ejemplo-, le hizo creer que Dios lo convocó a salvar a México, porque era un niño consentido de mamá”.
Para rematar, el creador de la obra de autor “Guerra y Sueño” (1977), fustiga: “(El poeta tabasqueño Carlos) Pellicer le acabó de lavar la cabeza. No estudió, no leyó, se ha tardado 70 años en leer la República Restaurada de Daniel Cosío Villegas que leí en tres meses”.
No habla ningún idioma —continúa— no sabe hacer cuentas con lápiz y papel, tiene calculadora, y de ahí vi el monstruo que era. Conforme lo vi crecer, sentí la necesidad de ofrecerle resistencia.
“Todas esas criminalidades se las vi. Siempre pensé que en México era muy brillante, que lo habíamos educado muy bien, y que un payaso de crucero como este señor (López Obrador), siempre haría ruido pero nunca prosperaría su lucha, y eso ahora me tiene espantado.
“Al menos parece que si hay 30 millones de imbéciles igual que él, aunque los quiero reducirlos a 13, solo 13 millones de imbéciles igual que él, no quisieron ir a la escuela, que no quisieron trabajar, ya que si no quisieron ir a la escuela, pues a trabajar; que no hicieron nada, y siguen esperando que la Virgen de Guadalupe o Andrés Manuel les resuelva la vida.
“Como en algún momento yo lo dije, son tan indolentes que todas las mañanas se levantan y le limpian la puchita a su mujer con agua oxigenada, para ver si viene Andrés Manuel y les hace el milagro, porque ya les da hueva moverse. Esos nos ganaron, y ahí ya empezó mi preocupación grave”.
Salvador Mendiola le ha dado vuelta al mundo a través del Internet cuando fue entrevistado por una cadena de televisión internacional (RT) financiada por el gobierno ruso, con sede en Moscú, según internet que se constituye en una red lógica única de alcance mundial.

El catedrático mexicano ha sido uno de los detractores más mordaces del gobierno obradorista, en cuya encuentro periodístico se le inquirió si ¿habría otra opción?, es decir, en esta polarización que nos da las redes es casi imposible que haya una conformidad homogénea. Además, en México, las clases sociales y las comunidades intelectuales y periodistas independientes, llevan sexenios criticando a los gobernantes como a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña.
—¿Qué otra opción hay para México desde su postura AntiLópez?, se le cuestiona.
–En la Facultad —responde revelando a la vez— (a López) le decíamos Manolito el de Mafalda, porque siempre andaba vestido como el Manolito con su tienda, su corte de pelo naco, chaca, provinciano, pero priista de hueso colorado (sic). Entonces me toca pelear con él. En las asambleas nos decía que “fuera del PRI no había revolución”. Y así lo conocí en su miserable ignorancia, que no leía, que no estudiaba, todo mundo le daba dinero para que fuera el “niño priista brillante de la poesía de Tabasco”.
Abunda: “De esa manera lo empecé a temer, con otras personas que hasta ahora lo admiran. Yo les decía:’ Es un dictador en semilla, es el huevo de la serpiente, es como conocer a Hitler pintando una pared en Alemania con su brocha gorda, y desde ahí le vi este defecto gravísimo, que es un necio encerrado en su cabeza’.
“No habla ningún idioma; no sabe hacer cuentas con lápiz y papel; tiene calculadora, y de ahí vi el monstruo que era. Conforme lo vi crecer, sentí la necesidad de ofrecerle resistencia”.
Metafóricamente revela: “Me pareció muy cruel la manera de cómo pescó de los testículos a Zedillo y lo obligó a darle dinero por cerrar pozos, por quemar pozos de petróleo, por llevar gente a que la descalabraran, por dejar gente tarada para siempre como al pobre de Encinas” (Alejandro, hoy subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, en la administración pejista).
Si bien subraya que “todas esas criminalidades” que desprestigian a López Obrador, “casualmente las presencié”, en ese sentido considera que el proyecto nacional populista de López, desde 1978, era un fracaso predecible, bastaba oírlo y ver lo que iba hacer para poder decir… en seis meses jode al peso… en seis meses jode el empleo… en seis meses jode la salud pública…
“Lo estuve diciendo durante 18 años, que en cuanto él llegara al gobierno iba a pasar todo lo que está pasando. Mis detractores querían que pasara al día siguiente, en cuanto no pasó al día siguiente, se burlaron de mí. Pero llevan varios meses calladitos, porque no hay mañanas sin la aburridora. No. Todas las mañanas viene la aburridora, y es pendejada tras pendejada, tras pendejada… en economía… en administración pública…
“Nunca me imaginé que iba a ver a un presidente de México teniendo el pene erecto del presidente de los Estados Unidos en la boca, y chupándoselo con cuidado… y todavía diciéndole: ‘Vuélveme a poner la pistola en la cabeza’, y Trump lo goza, y López diciendo: ‘Apúntame porque han de creer que me gusta…’ Nunca me imaginé que iba a ver tan miserable al presidente”.

LÓPEZ OBEDECE AL NARCO
Al hacer una remembranza y haber estudiado en el Instituto Politécnico Nacional (IPN), proviniendo de una cuna de niño pobre, para luego señalar que a través del tiempo se volvió marxista, pero que luego, lamentablemente descubrió que tenía que trabajar, aclaró que fue corrigiendo la historia de su vida.
Fueron muy importantes las lecciones que nos dio Octavio Paz a mi generación cuando lo pedíamos que fuera realista; nos predijo que El Muro de Berlín, se iba a caer; la URSS iba a desaparecer como si nada…, y Cuba terminaría envuelta como un gran congal, es decir, “un campo de concentración horrible, donde todo era perdición con la funcionalidad de casinos, prostitución y drogas. “Eso es La Habana. Yo fui a La Habana nada más a ver que Cuba son casinos, prostitución y droga”, comenta con desagrado.
Revela: “La salud pública es buena porque todos están igual de enfermos mentales. La educación es genial, pero nadie la puede aplicar en nada. Yo en Cuba estuve con un médico especialista en medicina de cómputo, y cuando le dije: ’Enséñame tu computadora…, sacó dos cartulinas, y en una tenía dibujada la pantalla; y en la otra, el teclado”. Y con eso había (…) aprendido medicina de cómputo. Y dicen que ya inventaron hasta la curación de cáncer”.
Alerta: “Todo eso es lo que ofrece ahora López Obrador con su Movimiento de Renovación del Narco…, patrocinado por narcos… Yo no creo que él se mande solo, yo lo vi…, es un estúpido con la mente vacía… es un títere. Me preocupan los que lo mueven. Ya nadie busca al Mayo Zambada, ya nadie busca al hermanito Godoy mariguanero de Michoacán.
“¿Se han dado cuenta?, refuta con ironía reparativa: “Son los súper narcos de México y todo mundo anda buscando que al maqueche… que al pequeche, pero al que todos vimos (refiere a la impune liberación del hijo del Chapo)… ¿dónde está Rafael Caro Quintero? Sí, Caro Quintero le daba órdenes a López Obrador desde el faro de presos, en lugar de los faros de cultura… entonces es visible el fracaso de este gobierno. Era predecible y prospeccionable.
Este —aduce— es un gobierno que va a hundir al país. Nunca me imaginé que le dieran tanto poder como se lo dieron (el pueblo que votó por él). Realmente yo sí creo en los refranes: “Dios no les da alas a los alacranes…, pero los pendejos mexicanos ya le dieron alas a un escorpión…” Entonces, ahora como él tiene el poder, se calcula que no lo dejará por 18 años, y México padecerá la crueldad de una dictadura, ya que si bien en cosa de año y medio más, o un poquito más…, vamos a estar como Cuba…, nos va a tratar de controlar internet…, nadie podrá salir del país, si no es con permiso de él… todo un desastre…
Profetiza el desastre del peje gobierno: “Les va a robar el porvenir a las generaciones jóvenes, ya nos está robando nuestro trabajo de jubilarnos…, a los viejos ya nos va a robar los Afores… Lo dijo, lo predijo, estable visible y que la borregada o los ratones, aun a pesar de todo lo siguen.
“Cuando empecé a sentir que eso podía ocurrir, elaboré una tesis (que tiene una diversidad de pensamientos): ‘Pueblos corruptos eligen a gobiernos más corruptos todavía’. Me puse a revisarlo en la historia y es contundente.
“Los Césares no echaron a perder a Roma…, Hitler no echó a perder a Alemania…, Trump no está echando a perder a los gringos, sino que los pueblos que son corruptos eligen a gobiernos peores cada día.
“Y ahora lo interesante —presagia— lo que me apasiona es: ¿qué tanto lo podemos detener?, todos los datos de la historia dicen: ‘Casi es imposible’. Pero también todos los datos de la historia aclaran: ‘Si alguien no apunta al tirano, se acabó la dignidad y la vida decente en la tierra’”… Entonces hay que aprenderlo hacer.
“La izquierda que está detrás de Andrés Manuel, son puros pendejos que le llama a Marta Harnecker, que nunca leyeron el capital en alemán, que nunca estudiaron los procesos de producción de plusvalía, y si no pueden calcular tasas de explotación, menos descifrarán en qué punto de partida se encuentran”, puntualiza Salvador Mendiola, uno de los detractores más mordaces del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s