Arranca la Temporada en el Hipódromo de las Américas… ¿Y la pausa con el Gobierno Español, afecta?

*La concesionaria del Hipódromo de las Américas, CODERE, es un ejemplo de las empresas abusivas españolas, de las cuales recientemente se expresó el presidente

Por Enrique Rodríguez Cano Ruiz

Después de dos meses de inactividad, la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas vuelve a ofrecer carreras de caballos en un programa francamente desangelado, insípido, sin chiste. Los premios se mantuvieron en el mismo nivel de finales de 2021. Como era de esperarse, no se compensaron a los propietarios de los caballos, quienes han tenido que mantener a sus ejemplares con los insumos para su manutención, mientras los jinetes y entrenadores tuvieron que vivir de sus escasos ahorros… ¿Y la inflación? Un bulto de grano costaba 360 pesos, ahora cuesta 430 pesos; 20% de incremento.

El viernes y el sábado habrá nueve carreras y el domingo los caballos Cuarto de Milla hacen su aparición. El Clásico Inaugural con solo cuatro caballos y el Clásico Paco Pasquel, en donde el 70% del premio lo aportan los propietarios… ¡Es evidente que algo no está bien! 

Así pues, busqué en el portal del Hipódromo, el libro de Clásicos para la temporada y no lo encontré. Un buen amigo me lo envió y caray, ¡qué decepción! Ahora, en algunas carreras clásicas, incluyendo el otrora prestigioso Hándicap de las Américas, lo “patrocina” King´s Equine y en otras carreras adicionadas otros “patrocinadores” aportarán un cachito a los premios. Puedo imaginar que tal iniciativa es un esfuerzo desesperado que hace la “Agrupación de Propietarios” para mantener la lenta agonía que sufren los caballos Pura Sangre para evitar su posible desaparición. Es loable el esfuerzo, pero en mi opinión, el esfuerzo no es por allí. Ser condescendientes, y tolerantes con la empresa es equivocar su función. Todo el gremio hípico estamos convencidos de que debemos exigir buenos premios. Es absurdo que un caballo Pura Sangre pueda valer menos de 2 mil dólares y su propietario recibir, si tiene la suerte de ganar una carrera, 1200 dólares. 

La empresa permisionaria Administradora Mexicana de Hipódromo S.A. ―subsidiaria de la multinacional CODERE― es la responsable y tiene la obligación de ofrecer buenos premios para que la afición ―que han corrido―, por su pésimo desempeño regrese. Tengo muchos amigos que regresarían a tener caballos de carrera sí se dan las condiciones. Sin buenos premios y sin una autoridad reguladora independiente de la empresa ―que dé certidumbre al espectáculo― estás promociones de la Agrupación tiene el efecto de una aspirina: ¡no cura el mal!

Durante la entrevista que sostuve con el nuevo director de Juegos y Sorteos, Manuel Marcué Díaz, tuvo la amabilidad de explicarme cuál era su plan para conocer el tema: escuchar a todos los participantes para tener claro el problema y su posible solución. Si no hay acuerdo satisfactorio, él como autoridad reguladora tomaría una decisión. Francamente me impresionó la atención que me prestó; su cordialidad e interés.

Por mi parte, le entregué una petición con una serie de documentos que prueban la debacle en que estamos, empezando por una explicación detallada de cómo funcionan las hípicas en el mundo y la serie de pésimas decisiones, la falta de interés y el abuso que han impedido que la empresa permisionaria cumpla con su obligación de “garantizar el éxito de los diversos sectores que dependen de su eficaz explotación, asegurando que su operación rinda un espectáculo de calidad similar a los espectáculos internacionales de la misma naturaleza”. Es claro, que la permisionaria no ha cumplido con los términos de su permiso.

Durante la conversación, salió a la luz la prórroga del permiso que, en noviembre de 2018, la empresa consiguió por 15 años más, arguyendo que había cumplido con todas las cláusulas y condiciones de su permiso, lo cual en ese entonces era una mentira y lo sigue siendo. El pretexto es que iban a construir un hotel con una inversión aproximada de 550 millones de dólares. A la fecha ―después de más de 3 años― no hay un indicio de que se vaya a construir y no es por la pandemia, sino por la quiebra financiera de CODERE, la cual acaba de nombrar un nuevo consejo de administración en su nueva holding para su reestructuración financiera. Es más, dudo que haya uso de suelo para tal fin, pues la Secretaría de la Defensa no me parece que lo permitiría. ¡Simple seguridad nacional! Y no puedo más que asociar a todo este problema la “pausa” que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a las relaciones con el gobierno español. AMLO afirma que algunas empresas españolas han venido a saquear a nuestro país. CODERE es un ejemplo viviente de tal afirmación. Un amigo me preguntó… ¿Y si al Hipódromo lo operara el Ejército…? Tal vez no sea tan mala idea. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s