¡Sé una Wonder Woman con estos consejos!

  • Las mujeres tenemos poderes especiales que nos hacen maravillosas; somos resilientes, somos dedicadas y cuando queremos lograr algo, cumplimos nuestros objetivos.
  • Ser una Mujer Maravilla es cuestión de actitud y fortalecer nuestro cuerpo nos ayudará a llegar a nuestras metas de una forma integral

Las mujeres mexicanas somos maravillosas en todos los aspectos; líderes y referentes a nivel mundial en todos los sectores; y algunos de los factores que más nos empoderan, son nuestra tenacidad, compromiso y disciplina.
El poder femenino engloba todo, la actitud que tenemos al levantarnos, el ímpetu con el que enfrentamos los obstáculos diarios y la valentía con la que luchamos día a día. Hablar de poder femenino, implica hablar de resiliencia y del éxito; pero también de los retos y las pruebas que tenemos que afrontar en la vida.

Nuestro cuerpo es nuestro templo y nos ayuda a mantenernos de pie ante todos los obstáculos, por lo que cuidarlo y fortalecerlo es importante para estar en un balance completo y hacerle frente a todo lo que se cruce en el camino.

El Core es una palabra en inglés que significa centro o núcleo, y está compuesto por los músculos que se encuentran en las abdominales, lumbares, la pelvis, los glúteos y la musculatura profunda de la columna, y si has sentido que una de tus debilidades al momento de hacer ejercicio, es el trabajar tu abdomen, los expertos de Torongia te dicen cómo devolverle el poder a tu centro corporal y fortalecerlo a través de una rutina que, con constancia, te llevará a lograr tu objetivo:

Para empezar, dividiremos los trabajos de esta rutina en tres áreas:

  • Oblicuos: son los músculos superficiales y laterales del abdomen, concentraremos los primeros dos ejercicios de la rutina en esta zona.
  • Abdomen superior: esta es la zona del cuerpo que se encuentra debajo del pecho o la caja torácica y arriba del ombligo. Los ejercicios 3 y 4 estarán destinados a esta zona particular.
  • Abdomen inferior: es la zona que hallamos debajo del ombligo, los abdominales inferiores son los que nos ayudan a conseguir que tengamos un vientre plano, musculado y perfecto. Dedicaremos los dos últimos ejercicios a esta zona.

Es importante recordar que la rutina es compuesta y debemos seguirla completa para mejores resultados.

Antes de empezar consigue un tapete de ejercicio y no olvides hidratarte durante el ejercicio.

Abdominales invertidas: recostada boca arriba, coloca las manos a un lado de tu cuerpo o detrás de la cabeza sin ejercer presión.

Cruza los pies a la altura de los tobillos y levántalos del suelo hasta formar un ángulo de 90°. En esta posición, contrae tu abdomen y gira ligeramente tus caderas hacia la izquierda y luego a la derecha.

Abdominales bicicleta: Recostada en el suelo, manteniendo la parte baja de la espalda presionada, coloca las manos detrás de la cabeza.

Sube tus rodillas hasta llegar a un ángulo de 45º y, en esa posición, haz movimientos con tus piernas como si estuvieras pedaleando en una bicicleta.

Toca la rodilla izquierda con tu codo derecho y continúa con el lado contrario. No aguantes la respiración.

Elevaciones de tronco: recostada boca arriba, flexiona las piernas y apoya la planta de los pies en el suelo. Coloca las manos en la parte de atrás de la cabeza.

Despega levemente los hombros del suelo, contrae el abdomen y eleva el tronco sin separar la zona lumbar del suelo. Regresa lentamente a la posición inicial, sin llegar a apoyar los hombros en el suelo.

Abdominales en V: Para hacerlo, tendrás que acostarte boca arriba, estirando completamente los brazos y las piernas y subir, a la vez, el tronco y las piernas sin doblarlas. La forma de tu cuerpo tiene que ser similar a la de una «V».

Levantamiento de piernas estiradas: Recostada boca arriba con los brazos junto al cuerpo, levanta suavemente las piernas y bájalas de regreso. Los movimientos tienen que ser suaves y lentos.

Abdominales clásicas: para cerrar esta rutina haremos las clásicas abdominales, recuéstate boca arriba con las manos detrás de la cabeza y las rodillas despegadas del suelo. Levanta la parte superior de tu cuerpo para acercarla a las rodillas.

Haremos tres sets de 15 repeticiones de cada ejercicio. Es muy importante estirar 5 minutos antes de entrenar, para preparar y calentar los músculos y estirar de nuevo después de entrenar. Para acompañar este estiramiento puedes utilizar la línea Silver de Torongia conformada por Lift, para brazos y entrepierna, Gym, para abomen y Massage, para consentir a tu cuerpo después del ejercicio.

Como recomendaciones adicionales: es importante que los músculos reposen, por lo que lo ideal será realizar esta rutina tres veces a la semana y combinarla con otras áreas del cuerpo. Hidrátate durante el ejercicio. Y recuerda que la constancia es la clave del éxito.

Así que ya lo sabes, si quieres lograr o mantener tu abdomen impactante, sigue esta rutina y saca a relucir tu amazona interna.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s