El Impacto del Smart Working en Latinoamérica

Por Melody Martínez

Estudio de Cuponstar reveló que más del 80% de los empleados en Latinoamérica considera
que el smart working puede impactar positivamente su trabajo, mientras que 9 de cada 10
encuestados desearían realizar smart working o trabajar por objetivos.

Hasta antes de la pandemia, era realmente poco conocida una fórmula empresarial
efectiva que permitiera a las compañías tener una mejor gestión de personal y mayor
productividad. Esta fórmula es ahora una de las más populares y tiene un nombre:
Smart Working.
El smart working es un modelo pensado en el trabajo del futuro que combina
movilidad, flexibilidad horaria, trabajo en equipos y uso de nuevas tecnologías para
responder a las necesidades no sólo de empresas sino también de sus colaboradores.
En la nueva normalidad, los empleados y colaboradores buscan tener la opción de
decidir dónde trabajar en función de sus necesidades. Por tal motivo, las empresas
han comenzado a pensar en sus colaboradores no sólo como simples empleados sino
como aliados para ofrecer un producto o servicio que realmente marque la diferencia.
Desde la opinión de Cuponstar, la plataforma líder en beneficios corporativos en
Latinoamérica, “gracias a la tecnología y a los cambios en las prioridades que generó
la pandemia, el empleo dejó de ser una estructura rígida y ahora más que nunca debe
adaptarse a las necesidades del empleado. Por eso surge el smart working, método
que le brinda a los empleados la posibilidad de decidir no sólo desde dónde trabajar
sino también cuándo y cómo hacerlo a través de herramientas que le permitan obtener
mejores resultados en su ámbito profesional”, explican desde la compañía.
El smart working va mucho más allá del home office o el teletrabajo, pues tiene como
objetivo proporcionar a cada empleado los recursos realmente necesarios para llevar a
cabo su trabajo sin importar dónde se encuentre, con mayor eficacia, eficiencia y
productividad. En este modelo de empleo, la palabra clave es “flexibilidad”.
Brian Klahr, cofundador de Cuponstar, asegura que la pandemia generó que los
empleados renueven sus exigencias con su empleador y por eso se consolida esta
nueva tendencia, aunque esto supone un desafío para el empleador y el empleado.
“El empleador tiene que comenzar a confiar más en el trabajo por objetivos y no en la
presencialidad, mientras que el empleado debe tener conocimientos tecnológicos,
saber trabajar bajo objetivos y ser responsable”, explica Klahr.
El 33% de los empleados coincide en que la principal capacidad que debe tener para
el trabajo bajo esta modalidad es la responsabilidad y un 30% en que lo es la
organización. «Actualmente para los colaboradores, el sueldo no representa lo único
importante a la hora de elegir un trabajo o permanecer en él. Contar con un proyecto
atractivo y con beneficios que le den valor a su salario emocional serán la clave para
atraer y retener talentos», afirma el cofundador.
Recientemente, Cuponstar realizó una encuesta a líderes de importantes empresas
latinoamericanas que han adoptado esta modalidad de trabajo, con el objetivo de
conocer más sobre el smart working.

El reporte reveló que más del 80% de los empleados considera que el smart working
puede impactar positivamente su trabajo, mientras que 9 de cada 10 encuestados
desearían realizar smart working o trabajar por objetivos ya que consideran que este
método mejoraría su calidad de vida en el ámbito laboral.
Otro de los datos más interesantes que mostró la encuesta es la importancia de la
salud mental y emocional: entre el 26% y el 33% de los encuestados afirmaron que las
cualidades más importantes para realizar smart working son la gestión e inteligencia
emocional, la responsabilidad y la organización, por encima de las competencias
tecnológicas.
Y aunque la mayoría de los líderes empresariales coinciden en que los principales
desafíos en relación con este modelo de trabajo son en las áreas de recursos
humanos (por ejemplo: desarrollar confianza entre líderes y equipos, mejorar la
comunicación, pautar objetivos previos, mantener la cohesión y sentido de equipo,
etc.), para el 94% de los encuestados sería preferible realizar smart working en la
actualidad o trabajar por objetivos, pues creen que sus líderes confían en ellos para
llevarlo a cabo.
Las cifras de Cuponstar revelan que el smart working es una tendencia que cada día
se consolida a nivel Latinoamérica: el 58% de las compañías ha adoptado la
modalidad de trabajo remoto, y sus empleados ahora pueden trabajar desde su casa,
su cafetería favorita o su ciudad natal, en gran medida gracias a los desarrollos
tecnológicos que lo hacen posible y eficaz.
Y si bien es cierto que es necesario adecuar los sistemas de las empresas, sus
regulaciones legales y definir con certeza los tipos de empresas y puestos que pueden
ser realizados bajo este modelo (dado que hay labores que requieren trabajo
presencial), lo cierto es que el smart working ya refleja casos de éxito a nivel mundial.
Compañías como IBM, Aon, Repsol y Bayer se han sumado a las filas del smart
working con resultados satisfactorios. Ona García, Head of Talent Management en
Bayer sostiene: “En Bayer hemos escuchado las preferencias de los colaboradores
para conformar nuestro modelo de trabajo. La formación a managers y a
colaboradores para poder liderar mejor en remoto y generar diálogo de confianza entre
los equipos a distancia, ha sido clave para la implementación del nuevo modelo de
smart working”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s