Uso de Robótica en Cirugía de Rodilla Reduce Complicaciones y Aumenta la Recuperación

Por Melody Martínez

Cuenta con un banco de piel donde se procesan más de 400 mil cm2 de este órgano

El Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) “Luis Guillermo Ibarra Ibarra” mantiene liderazgo internacional en rubros como trasplante de tejidos de la mano, uso de robótica en cirugía de rodilla y tratamiento de quemaduras graves con injertos de piel, destacó el presidente de la Academia Mexicana de Cirugía, Felipe Cruz Vega.

En la sesión conjunta denominada: “Tópicos selectos en investigación clínica en el INR”, subrayó que todas estas innovaciones en el diagnóstico y tratamiento clínico de pacientes demuestran que el instituto se coloca entre los mejores de la región latinoamericana.

El director general del INR, Carlos Pineda Villaseñor, refirió que los avances médicos han impactado en el bienestar de las personas que sufren lesiones, amputaciones o quemaduras. Como ejemplo, puntualizó que, en caso de accidente, una microcirugía realizada a tiempo puede cambiar el pronóstico y evitar la pérdida de alguna extremidad.

Al hablar sobre la cirugía robótica en rodilla, el jefe del Servicio de Reconstrucción Articular de Cadera y de Rodilla del INR LGII, Víctor Manuel llizaliturri Sánchez, informó que esta tecnología es híbrida, ya que la persona especialista guía el equipo para hacer los cortes y la medición de la tensión en músculos y ligamentos, lo que reduce complicaciones y aumenta la supervivencia de los implantes.

llizaliturri Sánchez, pionero en el uso de robots de rodilla en México, dijo que con el asistente robótico que lleva el nombre de Rosa, a la fecha se han atendido 83 personas; una de ellas, mayor de 70 años, fue intervenida exitosamente por un problema de rodilla.

El jefe del Servicio de Cirugía de Mano y Microcirugía del INR, Alejandro Espinosa Gutiérrez, explicó que la microcirugía no es propiamente una especialidad, sino una técnica quirúrgica utilizada en pacientes que sufren pérdida ósea. En algunos casos se utilizan colgajos para atender secuelas de quemaduras o padecimientos como la pseudoartrosis.

Espinosa Gutiérrez presentó el caso clínico de un hombre de 24 años, aficionado a la charrería, que presentaba múltiples lesiones en el dedo medio de la mano derecha. Después de la intervención quirúrgica, recobró la movilidad de sus articulaciones y retomó sus actividades cotidianas.

Asimismo, informó que, debido a la pandemia por COVID-19, el INR puso en marcha el programa de capacitación a distancia denominado “Llevando el quirófano a la casa; el uso de la telefonía inteligente en el entrenamiento microquirúrgico”, para fortalecer las prácticas clínicas.

A su vez, el jefe de la División del Banco de Piel y de Tejidos, Francisco Martínez Flores, destacó que la recuperación biológica de aloinjertos de piel para pacientes quemados es un tema pertinente para la salud pública, ya que en 2021 el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica registró 48 mil 827 quemaduras.

Dijo que antes de 2007 no existían programas de procuración de piel para pacientes con grandes quemaduras. En 2009 se creó el Centro Nacional de Investigación y Atención al Paciente Quemado (Ceniaq) del INR, que alberga al Banco de Piel y de Tejidos, donde se procesan poco más de 404 mil cm2 de este órgano y se realizan 178 trasplantes en promedio por año.

En el procesamiento de la piel donada de pacientes cadavéricos se realiza un conjunto de pruebas de certificación molecular sobre la seguridad y calidad de los tejidos para garantizar que se encuentran 100 por ciento libres de cualquier enfermedad trasmisible como hepatitis B, C, sífilis, VIH, dengue, Chagas o malaria, entre otras.

Martínez Flores indicó que el recubrimiento de las zonas quemadas con aloinjertos de piel es esencial en el tratamiento temprano de las quemaduras; sin embargo, los costos son muy elevados, por lo que se requieren nuevos procedimientos para la preservación de los tejidos. Por tal motivo, el banco prepara un nuevo proceso para la generación de un apósito biocompatible, con potencial utilidad en pacientes con grandes quemaduras.

El especialista mencionó que el Banco de Piel y de Tejidos del INR es uno de los mejor calificados y más reconocidos en América Latina, y adelantó que, del 16 al 18 de noviembre de 2022, el Centro de Convenciones del INR será sede académica del VIII Congreso de la Asociación Latinoamericana de Bancos y Tejidos (Alabat).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s