En este Día de Reyes, cristalizar el sueño de tener una mascota, se debe pensar detenidamente: Hospital Veterinario UNAM-Banfield

A pocos días de que los Reyes Magos visiten la casa de miles de niños, es altamente probable que se contemple la idea de agregar un cachorrito (perro o gato) al núcleo familiar. Sin duda una opción que mentes infantiles plasmaron en su carta dirigida aquellos seres fantásticos.

Pareciera que es fácil tomar la decisión de cumplir los sueños de los niños, sin embargo, es muy importante que antes se consideren diversos factores. Una vez analizado cada punto, adelante con la anhelada sorpresa.

En ese contexto, el médico veterinario Fausto Reyes Delgado, director de Desarrollo Institucional, Comunicación y Educación del Hospital Veterinario UNAM-Banfield, explica que “Hay que tomar en cuenta que antes de incorporar una mascota a un núcleo familiar, se debe realizar, en primera instancia, una visita al médico veterinario y tener una conversación extensa con él pues este especialista puede orientar sobre cuál es el animal más adecuado para las capacidades económicas, sociales y de tiempos disponibles del futuro dueño”.

Cuando se pasa por alto esa primordial recomendación existe el riesgo de que tanto el niño como los demás integrantes de la familia no tengan clara la responsabilidad y compromiso que significa una vida más a su cargo o simplemente no están convencidos de hacerse responsables, en conjunto, de las tareas que implica tener una mascota en su casa y en su vida, “y es que se trata desde la acción tan simple y básica como proveerle sus alimentos dos o tres veces al día -según sea el caso- hasta procurarle atenciones particulares como pueden ser un baño especial para ciertas razas de cachorros, vacunas, desparasitación, etc. Todo ello se contempla en un adecuado plan de bienestar para nuestra mascota”, detalla el directivo.

Los Reyes Magos deben estar conscientes de que se trata de un compromiso de al menos 10 años de convivencia, atenciones y mucho amor. Desafortunadamente, cuando llega la mascota a casa, y no fue una decisión consensuada (en este caso en el mayor sigilo, para no romper las ilusiones de los chicos) puede haber problemas de abandono. Las mascotas son arrojadas a la calle, lo que origina un grave problema de salud pública.

Lo anterior, aunado a que no se debe dejar de lado los costos asociados con la crianza de un animal, como la comida y las visitas al veterinario que incluso pueden incrementarse si la mascota enferma y requiere alguna cirugía que, evidentemente no estaba contemplada en el presupuesto original, hace que sea de vital importancia decidir concienzudamente si es buena idea obsequiar el “regalo” solicitado en la carta a Los Reyes Magos.

En definitiva, Fausto Reyes aconseja que “Antes de incorporar a un cachorro a nuestras vidas, es fundamental tener una plática previa con un veterinario y comenzar, desde ahí, una tenencia responsable”, para dar a la mascota una larga vida con tiempo de calidad, salud adecuada y muchos años de convivencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s