Metro de la CDMX, convertido por Morena en un transporte morta

Por: Gloria Brito Nájera

El  sábado 7 de enero en otra gira de promoción de su campaña anticipada esta vez por Morelia, a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, la sorprendió la noticia de que nuevamente ocurrió un grave accidente en el Metro a las 9:16 am  de este día, la línea 3 fue la protagonista de este terrible suceso cuando un convoy se impactó contra el último vagón del tren que circulaba en el tramo de las estaciones La Raza y Potrero en dirección a Indios Verdes, dejando un saldo de una joven estudiante de la UNAM fallecida y 106 personas heridas. Como era de esperarse Sheinbaum llegó tarde al lugar del accidente,  tres horas después.

Es increíble cómo la  ineficiencia  de este grupo  de falsa izquierda, apoderado de la ciudad desde hace  26 años siga cobrando vidas, pues durante todo este tiempo han  dejado que el Metro se deteriore,  y Claudia Sheinbaum vino a dar el tiro de gracia con los ínfimos recursos que invierte en su funcionamiento, y qué decir del mantenimiento que muy poco realiza, todo esto a pesar de que el Metro es el transporte más socorrido por los más de cinco millones de  capitalinos que no pueden prescindir de él. 

Es notorio el descuido en el mantenimiento y actividades de un sistema de transporte, columna vertebral de la movilidad en la CDMX, que se está  convirtiendo en un transporte mortal para todos los usuarios que a diario lo utilizan.  

Con esto una vez más Morena en la capital demuestra su ineptitud, pues siempre algo se les viene abajo como el colegio Rébsamen  o el Metro, que también se les incendia, inunda o choca, y hay una negativa a invertir los recursos necesarios para su correcto funcionamiento, pues pese a su mal servicio el Metro de la CMDX recibirá en este año un ínfimo aumento de presupuesto de 18 mil 847.7 mdp más para su operación, es decir que no subirá ni el 1 %.

Esta colisión se suma a la larga  lista de errores y casos donde queda al descubierto  el deficiente mantenimiento y la falta de logística y visión  para prevenir estos casos, pues en ninguna administración como en la actual presidida por Claudia Sheinbaum se han suscitado  tantos eventos con saldos negativos en el STC, donde han perdido la vida al menos 28 personas  a causa de dos choques en el Metro y el colapso de la Línea 12.

Todos recordamos el fatídico 3 de mayo de 2021 cuando colapsó la línea 12 del metro dejando un saldo de 26 personas muertas  y más de cien lesionados.

El 9 de enero de 2021 se incendió el cerebro del STC dejando una persona muerta y 29 lesionados; el siniestro consumió un edificio de cinco pisos, una planta baja y un sótano, además de causar la muerte de una mujer policía, sin embargo estas no fueron las únicas consecuencias pues el incendio provocó el paro total de las líneas 1,2, 3, 4, 5 y 6, cuya instalación fue restablecida por completo hasta el 8 de febrero.

 En julio de 2022 se registró un flamazo entre las estaciones Xola y Villa de Cortés, justo cuando sería citada ante el MP Florencia Serranía, ex directora del Metro. 

 El 11 de marzo de 2020 hubo un choque de trenes en Tacubaya que dejó un muerto y 41 heridos.

El 20 de abril de 2021 hubo un  descarrilamiento en la estación Indios Verdes en la zona de talleres,  72 horas después,  el 23 de  abril hubo un incendio en la línea 4 en el tramo elevado correspondiente a Consulado y  Fray Servando, generando el cierre de las líneas Martín Carrera a Santa Anita, cinco días más tarde los usuarios de la línea 8 fueron desalojados de los vagones teniendo que salir caminando  por los escapes porque hubo otro incendio.

Además durante la temporada de lluvias se producen  graves inundaciones sobre lo pasillos  y trabes  de las línea B. En la línea 5 son evidentes los  desniveles, además de que ha habido cortos circuitos.

  El Metro de la Ciudad de México es una bomba de tiempo, cuya peligrosidad no va a acabarse solo con discursos huecos y facilones como los de los gobernantes en turno.

La CDMX está entre las urbes más pobladas del planeta y merece que las autoridades inviertan los recursos necesarios al STC, mientras esto no ocurra los habitantes de la CDMX viviremos con la zozobra de en qué momento el Metro va a accidentarse de nuevo.

Es por ello que exigimos que se concentren los esfuerzos de los gobernantes en resolver los problemas de los ciudadanos y las campañas políticas se dejen para los tiempos electorales como lo marca la ley. Que no se distraigan los funcionarios, como  Claudia Sheinbaum, en adelantar su campaña porque eso es en perjuicio de la población. 

Antorcha ha sostenido  que es urgente que se le de mantenimiento efectivo al Metro en todas sus líneas, pues mientras eso no  pase van a seguir ocurriendo esta clase de accidentes con víctimas mortales. El resultado ante esta falta de atención y recursos es que contamos con un Metro muy deteriorado que pone en riesgo la vida de millones de usuarios, y todas las fallas y accidentes ocurridos en los cuatro años del gobierno de Claudia Sheinbaum lo demuestran.

Es hora de acabar con la situación de  omisión, descuido, corrupción y encubrimiento que provocan muertes en el STC.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s