Sanidad vegetal, salvaguarda de la economía del sector primario de México

*En el mundo surgen nuevas amenazas para los vegetales con frecuencia y, algunas de ellas, están cada vez más cerca de nuestras fronteras, por lo que el país debe estar en alerta permanente.

La sanidad vegetal sostiene alrededor del 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del sector primario mexicano, porque el país está libre de mil de las mil 200 plagas y enfermedades que afectan a las plantas en el mundo, afirmó el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Javier Calderón Elizalde.

Si no tuviéramos esa condición sanitaria, el sistema de producción agrícola mexicano sería 10 por ciento más pequeño, aseguró el funcionario de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, durante la celebración del Día Internacional de la Sanidad Vegetal.

Resaltó que al cierre de 2022, el intercambio comercial de productos vegetales entre México y más de 190 países del mundo rebasó los 41 mil millones de dólares, monto que beneficia a los productores y consumidores del país, pero que representa un gran reto para el Senasica.

Dijo que en el mundo surgen nuevas amenazas para los vegetales y algunas de ellas están cada vez más cerca de nuestras fronteras, por lo que el país debe estar en alerta permanente y, por eso, el Senasica opera con más de mil 450 especialistas en sanidad agropecuaria en todos los puntos de ingreso al país, para examinar cargamentos comerciales o turísticos que pudieran ser portadores de mercancías de riesgo.

Adicionalmente, el organismo de Agricultura cuenta con una infraestructura y un valioso capital humano altamente especializado, que realiza las labores necesarias para detectar oportunamente la introducción de cualquier plaga y atacarla rápidamente.

Calderón Elizalde expuso que la instrucción del secretario de Agricultura, Víctor Villalobos Arámbula, es dar prioridad a la protección de los cultivos básicos para la población mexicana, como el maíz, frijol, trigo harinero y arroz.

Informó que a través del programa “Manejo Fitosanitario en apoyo a la Producción para el Bienestar”, técnicos del Senasica han realizado acciones de control de plagas en una superficie de 375 mil 432 hectáreas y han impartido dos mil 578 capacitaciones a productores, además de que los Comités de Sanidad Vegetal coadyuvan en la prevención, control o erradicación de plagas de otras especies de interés para los agricultores.

En representación del secretario Villalobos, el encargado del despacho del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Luis Ángel Rodríguez del Bosque, indicó que la sanidad vegetal es pilar fundamental para producir suficientes alimentos para combatir el hambre, reducir la pobreza, preservar la biodiversidad y el ambiente, así como para potenciar el desarrollo económico de las comunidades rurales del país.

Subrayó que la celebración del Día Internacional de la Sanidad Vegetal tiene una gran relevancia si consideramos que la salud de las plantas está íntimamente ligada a la salud del planeta.

Consideró que el cambio climático multiplica el reto para los fitosanitaristas y, por ello, debemos trabajar juntos para proteger a las plantas y contrarrestar los efectos de este fenómeno que se vive en el mundo, a través del uso de tecnologías sostenibles, como el control biológico, para combatir a las plagas.

El director general de Sanidad Vegetal del Senasica, Francisco Ramírez y Ramírez, expuso que hablar de sanidad vegetal es hablar de integralidad, porque está presente en todo el proceso productivo y en todo el mundo.

En este escenario, enfatizó, no podemos trabajar solos, los fitosanitaristas requerimos del compromiso y el apoyo de los productores, académicos, investigadores, de agrupaciones y organismos nacionales e internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y del Trigo (CIMMYT).

A nombre de la representante de la FAO en México, Lina Pohl Alfaro, el representante asistente de Programas del organismo internacional, Eduardo Benítez Paulin, expresó que proteger la sanidad vegetal es el camino para abatir el hambre, combatir la pobreza y preservar el ambiente, porque el 80 por ciento de los alimentos que consume la humanidad provienen de las plantas, las cuales, además, generan el 100 por ciento del oxígeno que requerimos para sobrevivir.

Por ello, puntualizó, las actividades de sanidad vegetal son primordiales para lograr los retos planteados para el 2050, que implican alimentar a una población creciente que demanda alimentos sanos e inocuos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s