Instituto Nacional de Psiquiatría brinda tratamiento integral para fibromialgia

*Es una enfermedad de dolor crónico musculo-esquelético; generalmente es incapacitante, invisible, impredecible e incontrolable

*Moduladores del dolor controlan los síntomas y mejoran la calidad de vida de las personas

*INP ofrece sesiones psicoeducativas e informativas sobre este padecimiento poco conocido

El Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” de la Secretaría de Salud, brinda atención a pacientes con diagnóstico de fibromialgia, un padecimiento reumatológico que provoca dolor crónico y fatiga, es incapacitante, invisible, impredecible e incontrolable.

En el Departamento de Rehabilitación de consulta externa del instituto, el abordaje de esta afección es integral y multidisciplinario, con el propósito de que mejoren las condiciones médicas, psicológicas y psiquiátricas en las que se encuentra la o el paciente.

En entrevista por el Día Mundial de la Fibromialgia, la especialista, adscrita a este departamento, María Isabel Barrera Villalpando, dijo que esta enfermedad se caracteriza por dolor generalizado en cualquier parte del cuerpo como cabeza, articulaciones, músculos o ligamentos, fatiga, colon irritable, problemas de concentración y altos niveles de depresión y ansiedad.

La persona manifiesta que el dolor se combina con ardor y experimentan sensación de calambres y choques eléctricos; además, causa alteraciones del sueño y rigidez matutina, lo que provoca problemas para levantarse. Frecuentemente, las crisis de fibromialgia se exacerban con el calor, la humedad, el frío y suelen ser muy sensibles al ruido, luces y a ciertos olores, detalló.

“El dolor característico de la fibromialgia es de tipo neuropático; se refiere a un mal funcionamiento en las fibras nerviosas, sin daño en algún órgano o estructura del cuerpo. Este dolor neuropático se muestra también en personas con pie diabético o herpes zóster; es una molestia que arde, que produce que no toleren ni el roce de la ropa”, especificó.

La doctora en Psicología indicó que otros criterios para considerar que se trata de fibromialgia es la hipersensibilidad en puntos específicos del cuerpo que perdura por lo menos seis meses. También existen problemas de concentración y ansiedad.

Aclaró que no existen estudios de laboratorio para su diagnóstico, por lo que es importante que la persona especialista en reumatología descarte otras enfermedades antes de la confirmación mediante la entrevista clínica. El tratamiento farmacológico adecuado evita el suministro innecesario o excesivo de medicamentos.

La fibromialgia tiene fuerte predisposición genética, es común que integrantes de una familia desarrollen esta afección.

Externó que debe realizarse el diagnóstico diferencial con enfermedades como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, síndrome de fatiga crónica (llamada ahora encefalomielitis miálgica), síndrome de Sjögren, polimialgia reumática y neuropatías, entre otras.

Resaltó que la fibromialgia afecta entre dos y cinco por ciento de la población a nivel mundial, generalmente a partir de los 40 años; de cada 100 casos, 90 son mujeres y 10 hombres.

La especialista destacó que el tratamiento psicológico para el mejor manejo del dolor se basa en la terapia cognitivo conductual contextual, un modelo que trabaja con la relación entre pensamientos, emociones y conductas, con énfasis en los factores disparadores y de mantenimiento que presenta un paciente con fuertes historias de abuso físico, psicológico y/o sexual desde la niñez.

La terapia contempla también trabajar con trastornos psiquiátricos como ansiedad y depresión que mantienen o agravan la fibromialgia.

La también autora del manual Estrés y salud mental precisó que hasta 80 por ciento de las personas con fibromialgia ha cursado algún problema de depresión, de moderado a severo; 60 por ciento ha presentado algún trastorno de ansiedad y es frecuente la alta asociación con estrés postraumático.

Investigaciones recientes sobre esta enfermedad muestran la existencia de una disautonomía, es decir, mal funcionamiento del sistema nervioso autónomo que controla respuestas automáticas en el organismo como la frecuencia cardíaca, presión arterial, temperatura y motilidad intestinal, entre otras.

Asimismo, se ha detectado incremento de la actividad del sistema nervioso simpático durante la noche, lo que podría explicar el descanso no reparador en los pacientes.

Estudios recientes del Departamento de Reumatología del Instituto Nacional de Cardiología y del Hospital de la Ceguera destacan que la fibromialgia es una neuropatía de fibras finas; se encontró que en la córnea hay menor número de esas fibras y son más delgadas. Probablemente en el futuro podría considerarse como un marcador biológico para el diagnóstico de esta afección.

La especialista explicó que otra área de investigación reporta una importante disfunción en las mitocondrias, lo que explicaría la falta de energía que caracteriza a estos pacientes. En este sentido, es primordial la alimentación adecuada y una buena oxigenación para que esta parte de la célula que proporciona la energía cuente con suficientes nutrientes que ayudan a disminuir o evitan el cansancio crónico.

Indicó que en las mujeres se ha encontrado asociación de ciertas hormonas que influyen en las fibras que transmiten el dolor.

Entre las recomendaciones para quienes padecen esta afección, detalló la también asesora científica, están realizar ejercicio de bajo impacto libre de presión, práctica del taichí, yoga, caminata, acuaerobics, hidroterapia en agua templada y natación relajante.

Aconsejó realizar la dieta de la milpa, que incluye maíz, frijol, frutas –que proporcionan las vitaminas-, y las verduras que brindan importantes minerales como magnesio, zinc y potasio, entre otros.

Agregó que para su tratamiento psiquiátrico se emplean antidepresivos (inhibidores de la recaptura de serotonina y noradrenalina) o algunos tricíclicos. También se prescriben moduladores del dolor que alivian la molestia neuropática.

En el Instituto Nacional de Psiquiatría se ofrecen sesiones psicoeducativas e informativas para pacientes, familiares y público en general para abordar este padecimiento poco conocido, no sólo en México, sino en el mundo.

Además, se brinda terapia grupal cognitivo conductual contextual para la fibromialgia y otros trastornos dolorosos, en la que participan también otros profesionales de la salud como nutriólogos, biólogos y psicólogos y médica psiquiatra especialistas en violencia.

El Día Mundial de la Fibromialgia fue instituido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en homenaje a la enfermera Florence Nightingale, quien padeció esa enfermedad. Nightingale fundó la primera escuela de enfermería moderna y fue defensora de los derechos de las personas que viven con discapacidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s