Restauranteros demandan apoyo a Bancos y Empresas.

Por Catalina Guadarrama.

El restaurantero Leonel Olicón, propietario de la cadena de restaurantes, El Chel, dio a conocer el proyecto de financiamiento que solicitarán a bancos, cervecerías y refresqueras. Leonel, habló por un grupo de empresarios restauranteros para que se conozca la falta de sensibilidad de las empresas.  
“Es una pena que por falta de financiamiento muchos restaurantes tuvieron que cerrar sus puertas, desde mi punto de vista los apoyos pueden venir de las empresas proveedoras como las cervecerías y refresqueras”, expresó.
Agregó que que “cuando abrimos un restaurante nos volvemos clientes cautivos de estas empresas, si nosotros cerramos no nada más perdemos nosotros, también pierden ellos, ya que pierden toda la clientela, todos perdemos”.
Plan de apoyos 
Es por ello que tanto refresqueras como cervecerías nos pueden hacer un plan de financiamiento, no queremos que nos presten dinero, queremos nos financien de acuerdo a los que les hemos comprado, ellos tiene nuestros expedientes y nos podrían financiar con 20% de lo que les hemos comprado durante años, ese 20% se lo pagaríamos a las empresas en cada entrega, si a mí me entregan 5mil pesos de cerveza, bien abonarles 500 pesos y como todo es preventa, un día antes de recibir el pedido, ahí nos pueden anotar los abonos de acuerdo a lo que les compramos. Igual pasa con los puntos de venta de los bancos que nos cobran el 2.8% por recibir los vouchers, el banco los recibe íntegros, entonces si nosotros dejamos pendientes esos clientes por cerrar, el banco va a dejar de recibir el 2.8% de lo que nosotros vendíamos, ellos, de la misma manera tienen nuestro expediente de cuánto han ganado con nosotros, cuánto consumimos, les pedimos que volteen a ver los micro empresarios que tenemos puntos de venta y comercializamos refrescos y cervezas. 
Este llamado es a las empresas como Cervecería Modelo, Moctezuma, Coca Cola, Pepsi Cola y los Bancos, si nosotros cerramos ellos van a perder también. 
Les pedimos que nos volteen a ver a nosotros así como están ayudando a las tienditas con créditos de tres y cinco mil pesos. Es una albor social de las empresas con nosotros porque nosotros somos sus clientes, es una pena que en la Ciudad de México se hayan cerrado 6500 restaurantes, loncherías y taquerías; a nivel nacional, si no nos apoyan se van a cerrar 90 mil negocios en todo el país y nosotros somos sus clientes y cada uno de nosotros tiene mil clientes, es decir, las empresas van a perder 9 millones de clientes, en cambio sí tenemos apoyo todo será un ganar ganar eso es lo que le pedimos los bancos y empresas proveedoras.

Sí nosotros perdemos, ellos también


No dependen del Gobierno Federal, no necesitamos al gobierno federal, lo único que tenemos con el gobierno, es nuestro socio vitalicio, ya que sin invertir un cinco con nosotros, nos quita los impuestos, pero no nos ha volteado ver, hemos sido ignorados totalmente. Por eso nos acercamos a la iniciativa privada que son empresas socialmente responsables, que nos apoyen a los restauranteros. 
Nuestro segmento crea trabajos en cascada: yo le compro a la cervecera y ellos siguen produciendo y mantienen a sus empleados, de otra manera si cerramos, las empresas también pierden. 
Adaptándose a la tecnología 
Nosotros tuvimos la suerte de seguir trabajando, pusimos mamparas de acrílico, luego nos subimos a todas las apps de comida, compramos teléfonos para recibir pedidos por WhatsApp, contratamos tres secretarías, compramos cuatro autos para las entregas a domicilio y así trabajamos. Tuvimos la visión, buscamos otras opciones para no cerrar. 
A nosotros nos va muy bien, incluso vendemos más que antes, al restaurante le quitamos el 40 % de comensales y le destinamos los recursos para las entregas a domicilio y comida para llevar: los clientes llegan, pagan y en un minuto están fuera del negocio, ya tenemos preparados los paquetes, una caja para pagos de contado y otra para crédito. La gente confía en nosotros pues tenemos 45 años. 
Falta de Capital 
Los negocios que han cerrado, es por falta de capital, todos los restauranteros vamos al día, porque son muchas las cargas fiscales, nos van aumentar el seguro social y tenemos que pagar el 13% más, el gobierno no nos ha volteado a ver, sólo le importan los programas sociales. El gobierno es como las farmacéuticas: si tiene un medicamento de 12 pastillas y cuesta 200 pesos y sube de precio, no te lo vende a 250, le quita cuatro pastillas, así el paquete es de ocho, pero el tratamiento no se completa y terminas comprando 2 cajas, no aumentan pero van quitando el producto, con el gobierno es lo mismo: no aumentan los impuestos pero te aumentan los servicios: gas, luz, gasolina, etc. 
El gobierno ha roto las pláticas con las Cámaras Nacionales de Comercio, porque no quiere rescatar. Yo no quiero que me rescate el gobierno, yo le he dado a ganar mucho dinero a Coca Cola, Pepsi Cola, Moctezuma, a los bancos por las comisiones que nos cobran por las tarjetas de crédito, gracias a ello yo puedo vender, es ahora cuando deben demostrar que son socialmente responsables y apoyarnos. 
Cómo crecer 
Los bancos se acercan a nosotros para ofrecernos créditos y están dando facilidades, incluso tengo un crédito Pyme, han dado todas las facilidades, me condonaron los intereses por cuatro meses y en este momento me ofrecieron renegociar la deuda con menos intereses, no es obligación de las empresas, es un deber porque si nosotros cerramos ellos también pierden. 
Creación de Consorcios 
Actualmente se han creado consorcios restauranteros “a puerta cerrada”, es decir, se conforma una zona comercial de 50 locales que no tiene venta al público, todo es por pedido desde las apps, redes sociales y por entrega a domicilio, con esto tenemos menos mantenimiento, menos personal, sólo rento la cocina de 25 metros y no ocupo el restaurante, la cocina trabaja con tres empleados, sin meseros. Recibimos el pedido por las diferentes plataformas, preparamos los pedidos, llegan los repartidores y asunto arreglado, una nueva forma de venta para los restaurantes, que sido muy bien aceptada por los comensales, más si no recibimos financiamiento de los proveedores que nos surten, ellos van a perder más que nosotros. 
Ya pasé el proyecto de financiamiento a la CANIRAC, Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, no los puedo saltar porque a mí sólo no me harán caso, esperamos ellos pongan cartas en el asunto, que se dirijan con los directores de los bancos para que nos financien, que no nos presten, con el dinero que les hemos dado a ganar. 
Acerca del Restaurante El Chel 
ES un negocio con más 45 años sirviendo la mejor comida yucateca de la Ciudad de México, los fine de semana puede encontrar exquisita paella, ubicado en avenida División del Norte 559-6 en la Ciudad de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s