Tragedia e impunidad con muertes de Xcaret y Tulum

*La muerte del niño Leo en uno de los parques del Grupo Xcaret revive las historias de injusticia con otras muertes por negligencia en sus instalaciones.

*El cuerpo de Victoria fue llevado a El Salvador, de donde salió en 2017 por la violencia de que era víctima.

Por Graciela Machuca Martínez

Cuando Miguel Quintana, propietario de Grupo Xcaret, habla de sus éxitos, al igual que el de sus socios, como emprendedores en la Riviera Maya, se olvida de que ese crecimiento empresarial ha estado cubierto de luto, dolor, corrupción, complicidad e impunidad, de vender una falsa cultura mexicana, de destruir manglares y modificar el entorno ecológico, de mantener animales como los delfines secuestrados para su explotación; su enorme fortuna generada a partir de un parque de diversiones y ahora de hoteles, así como servicios diversos para el turismo está apuntalada con negligencia y muerte.

Son más de 30 años de sociedad con los hermanos Óscar, Marcos y Carlos Constandse, (que si bien es cierto han generado empleos medianamente pagados, ha ignorado y discriminado talentos locales de los quintanarroenses) con quienes ha logrado construir un imperio con parques de diversiones, pero durante la construcción y en la operación de cada uno, hay historias de injusticia e impunidad qué hasta el momento, ninguna autoridad ha querido terminar.

Xcaret, Xel há, Xplor, Xoximilco, Xenses, Xavage y Xibalbá, son marcas empresariales que se construyeron sin importar los derechos de personas trabajadores, mucho menos los derechos como consumidoras de las y los visitantes que hacen uso de sus servicios.

Las historias de negligencia e impunidad volvieron a salir a la luz pública, luego que este el sábado 27 de marzo, el mismo día que policías de Tulum asesinaron a Victoria, un ducto de la atracción Ríolajante en el parque Xenses, ubicado en el municipio de Solidaridad, succionó a Leo, de 13 años, hasta que su padre lo rescató. El padre, un reconocido cardiólogo en el estado de Durango, lo rescató aún con vida, pero la falta de personal y equipo especializado en el parque provocó que perdiera la vida un día después. La negligencia y el tráfico de influencias de los directivos del parque se hicieron evidentes.

“Si hubieran tenido el equipo necesario se hubiera atendido a mi hijo ahí, inmediatamente”, ha declarado el padre de la víctima, quien ha contratado a dos despachos jurídicos, uno en Quintana Roo y otro en la Ciudad de México para que demanden al Grupo Xcaret, para que se responsabilice de su negligencia y las personas usuarias no vuelvan a sufrir un accidente más en las instalaciones de sus parques de diversiones.

La Fiscalía General de Quintana Roo, dio a conocer que el 28 de marzo a través del reporte del 911 recibió notificación médico legal de un hospital privado informando el deceso de L. L.G de 13 años de edad, “quien ingresó con el antecedente de haber perdido la vida por sumersión, motivo por el cual la representación social inició la carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo”.

EL HOMICIDIO CULPSO DE LEO EN UN PARQUE DEL GRUPO XCARET REVIVE OTRAS HISTORIAS DE INJUSTICIA E IMPUNIDAD

El 27 de marzo, de acuerdo a la versión de la Fiscalía, “el menor L.L.G. en compañía de su familia, acudieron a un parque de diversiones y cuando se encontraba con su señor padre nadando en un río, el menor fue arrastrado por la corriente, siendo rescatado por el padre; momentos después se le practicaron las maniobras de reanimación para posteriormente ser trasladado a un hospital privado en el municipio de Solidaridad, lugar donde lamentablemente falleció”.

El padre ha declarado que fue presionado para que otorgara el perdón legal, ya que después de seis horas, no le entregaban el cuerpo de su hijo, y la condición era que primero firmara el perdón, lo que tuvo que hacer “ante el sufrimiento” de la madre del niño.

Un viaje de vacaciones de Durango a Quintana Roo terminó en tragedia y por la negligencia del Grupo Xcaret, cuyos dueños se han encargado que casos similares queden en la impunidad, con la complicidad de autoridades.

Hay otras víctimas cuyas familias siguen esperando justicia. A raíz de la muerte de Leo, Juana “N”, recordó que su hijo Hugo Axel, a la edad de 11 años también perdió la vida al tener un accidente en el Parque Xcaret, donde cayó de una altura considerable, sin que se investigaran los hechos no le dieran una explicación coherente de lo sucedido.

Ni el grupo empresarial ni las autoridades le dieron una explicación, solo le entregaron el cadáver de su hijo y le dijeron que no tenían ninguna responsabilidad porque ella había firmado el permiso para que su hijo fuera de excursión.

En el año 2003, el grupo recibió una demanda por cien millones de dólares por la muerte de otro menor de edad en las instalaciones del parque Xcaret. Según la información, el niño Brent, de ocho años de edad, perdió la vida al ser succionado por un filtro de unos 30 centímetros de diámetro en una alberca. Estuvo desaparecido 24 horas hasta que flotó el cadáver. Su familia, de origen extranjero, pensó que lo habían secuestrado, pues su desaparición se dio de un momento a otro, hasta que el cadáver del pequeño fue encontrado.

De acuerdo a la Revista Expansión, Nancy y Andrew Midlock presentaron el 9 de julio de 2003 una demanda en contra de los dueños del grupo, por separado y en contra de cinco empresas relacionadas con el Grupo. Se demostró que empleados del hotel donde sucedieron los hechos encontraron un viso y una aleta que usaba el pequeño cuatro horas después de la desaparición, pero se abstuvieron de informar y lo hicieron hasta que el restaurant que daba a la alberca se desocupó. Se desconoce, si la familia Midlock, ganó la demanda.

El periódico Cambio 22 también hace referencia a otros hechos de negligencia, como el ocurrido en el 2016, cuando un trabajador mecánico del acuario del parque en mención terminó lisiado de por vida, luego de caerle una maquina sobre la espalda, la cual terminó destrozada, hecho en el cual el corporativo trató a toda costa de evadir su responsabilidad.

Mientras que en septiembre de 2017, una losa de metal colapsó tras caerle un rayo a los tensores de acero que servían como sostén de la estructura, la cual cayó en el piso, dejando como saldo a una persona muerta y a dos más con lesiones de consideración.

En esa ocasión se establecieron tres líneas de investigación: la primera de ellas fue por las fuertes lluvias que ocasionó el paso de la Onda Tropical 31 y que uno de los rayos alcanzó a unos de los tensores; la segunda línea fue por un sobrepeso de la estructura por la acumulación de agua y la tercera un posible fallo en la construcción de la misma, de a acuerdo a lo relatado por Cambio 22.

EL COMITÉ DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA DEL SISTEMA ANTICORRUPCIÓN DE QUINTANA ROO PIDE SE REVISEN LOS PROCEDIMIENTOS UTILIZADOS

El Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema de Anticorrupción de Quintana Roo, por medio de su cuenta de Twitter, dio a conocer un comunicado en el que sostiene que: “A razón de los acontecimientos sucedidos en @XensesPark de @Grupo_Xcaret, llamamos a revisar con detenimiento las actuaciones de los funcionarios de @FGEQuintanaRoo, debido a presumibles irregularidades y obstrucciones en el caso”.

Por el bien de la investigación, de la institución y por la justicia que espera la familia de Leo, se deben verificar la forma en que se desarrollaron los procedimientos. Por su parte la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo informa que, el jueves uno de abril, inició un expediente de queja en contra de servidores públicos de la representación social adscritos al municipio de Solidaridad, tras los señalamientos del padre de una víctima de identidad reservada en relación a posibles irregularidades en la actuación durante el inicio y la integración de una carpeta de investigación por la posible comisión del delito de homicidio culposo, por hechos ocurridos en agravio de un menor de edad que probablemente perdió la vida en un parque temático ubicado en este municipio

LA SOCIEDAD DE CARDIOLOGIA INTERVENCIONISTA DE MEXICO EMITIO UN COMUNICADO RESALTANDO ALGUNOS PUNTOS

1.- Ausencia de equipo de reanimación o de servicios médicos en el parque. 2.- La falta de aviso oportuno por personal del parque a los servicios de urgencia 911. 3.- Retraso en la llegada y traslado sin equipo adecuado en la ambulancia la clínica particular local Amerimed. 4.- Resistencia y rechazo por el personal de la clínica Amerimed para trasladar en ambulancia aérea a su hijo a un hospital mejor equipado en la ciudad de México. 5.- La defunción de su hijo a las 11:50 horas del dia siguiente 28 de marzo. 6.- El pago no solicitado de la cuenta hospitalaria por “alguien” no identificado. 

No existen palabras que aminoren el sufrimiento y dolor que vive la familia. Ningún padre debe enfrentar la muerte de un hijo y absolutamente nadie debe ser condicionado a firmar un perdón para recibir el cuerpo de un familiar fallecido, entre otras cosas destaca el comunicado de una de las sociedades médicas más prestigiadas no solo en México. 

TRASLADAN EL CUERPO DE VICTORIA A EL SALVADOR DE DONDE SALIÓ EN 2017 HUYENDO DE LA VIOLENCIA

Mientras el cuerpo de Victoria fue trasladado a El Salvador y a cuatro elementos de la Policía Municipal de Tulum, se les dictó auto de formal prisión como presuntos responsables del delito de feminicidio, testigos de los hechos, han declarado que no solo estaban los cuatro policías detenidos, entre ellos una mujer policía, sino en el lugar de los hechos había dos agentes de Tránsito, quienes manipularon el cadáver y alteraron la escena del crimen, por lo que se pide que se les procese.

Hay testigos y videos que confirman que el comandante de Transito llego al lugar y fue uno de los que subió el cuerpo de victoria a la camioneta, por lo que se le debe investigar.

Este 3 de abril, la Secretaría de Relaciones Exteriores vuelve a emitir un comunicado sobre el caso “del fallecimiento de la señora Victoria Salazar Arriaza, de origen salvadoreño, ocurrido el pasado 27 de marzo en Tulum, Quintana Roo”.

La dependencia federal  sostiene que “ha mantenido comunicación permanente con las autoridades salvadoreñas y trabajado de manera coordinada con la Secretaría de Gobernación, el Instituto Nacional de Migración, el gobierno del estado de Quintana Roo, la Fiscalía General de Quintana Roo, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de Quintana Roo, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, la Procuraduría Federal de Protección a Niños, Niñas y Adolescentes, y la Procuraduría de Protección a Niños, Niñas, Adolescentes y la Familia del estado de Quintana Roo en el seguimiento del caso”.

Por ello, como ¿resultado del trabajo inter-institucional, este sábado, 3 de abril, se llevó a cabo el traslado aéreo a El Salvador del cuerpo de la señora Salazar Arriaza, “así como de sus dos hijas menores de edad, quienes fueron entregadas por las autoridades de la Procuraduría de Protección a Niños, Niñas, Adolescentes y la Familia del estado de Quintana Roo a la madre de la fallecida, quien había viajado a México para tal efecto y quien también retornó a su país”.

El embajador de México en El Salvador, Ricardo Cantú, recibió a la madre de la fallecida y a sus hijas en el aeropuerto de San Salvador y coordinó la entrega del cuerpo de Victoria Salazar a las autoridades salvadoreñas.

Con estas acciones, el Gobierno de México, a través de las instituciones competentes, reitera su firme compromiso por continuar trabajando para garantizar el acceso efectivo a la justicia a los familiares de la señora Victoria Salazar Arriaza, “así como para la reparación del daño y la no repetición de hechos similares”.

Reportó el periódico El Faro de El Salvador, que en la funeraria La Auxiliadora, en Sonsonate, región occidente de ese país centroamericano, “se realizó la vela de la salvadoreña Victoria Salazar, que fue asesinada por un grupo de policías mexicanos el sábado 27 de marzo. Afuera del local había periodistas esperando, pero la familia prefirió llevar a cabo la ceremonia sin la presencia de los medios. El padre de Victoria, Edwin Alfonso Olivares, dio unas escuetas declaraciones: “Esto cuesta digerirlo. Esto trae un montón de emociones encontradas. Hay mucho dolor y consternación(…)es indescriptible”.

El cuerpo de Victoria llegó a territorio salvadoreño al Aeropuerto Monseñor Romero, acompañado de su madre, hermano y sus dos hijas. Este domingo 4 de abril será sepultada en Sonsonate, de donde salió en el año 2017 huyendo de la violencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s