Emiten alerta sanitaria para vapeadores y productos de tabaco: Cofepris y Conadic

*No hay evidencia científica sobre la utilidad de vapeadores en todas sus modalidades para dejar de fumar, por el contrario, dañan la salud de quien los consume.

Después de que la semana pasada la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) emitieran una alerta sanitaria sobre el riesgo que representa a la salud el uso de vapeadores en todas sus modalidades, representantes de las organizaciones Salud Justa Mx y Coalición México SaludHable calificaron de responsable y muy pertinente esta alerta que protege la salud de las personas.
 
“La decisión de la COFREPRIS y la CONADIC de alertar a la población acerca de los daños que provocan tanto los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN), como los Sistemas Similares Sin Nicotina (SSSN), y los Sistemas Alternativos de Consumo de Nicotina (SACN), constituye un acierto en defensa de la salud de México, ya que no hay evidencia científica sobre la utilidad de estos productos para dejar de fumar, por el contrario, dañan la salud de quien los consume” señaló Erick Antonio, director de Salud Justa.
 
También recordó los riesgos que estos productos entrañan para a niñas, niños y adolescentes ya que los acercan al tabaquismo, sobre lo cual existe evidencia científica sin conflicto de interés, avalada también por el gobierno de México.
La alerta sanitaria indica que dichos productos causan daños respiratorios por la inflamación del tejido pulmonar, daños cardiovasculares por los cambios en la circulación sanguínea y daños mutagénicos que aumentan el riesgo de contraer cáncer y alteraciones en el sistema reproductivo. “Ningún vapeador o calentador de tabaco cuenta con autorización sanitaria por parte de la Cofepris, ni reconocimiento de la Secretaría de Salud como productos de riesgo reducido o alternativo” se señala.
 
Debemos combatir la normalización del consumo de cigarros convencionales para que las y los menores de edad no lo consideren como “parte de la vida”, como una etapa por la cual tienen que pasar hacia la adultez, además de informarles sobre las características de los nuevos dispositivos electrónicos, al igual que a padres y madres de familia, quienes las desconocen y por ello no tienen percepción del riesgo que corren sus hijas e hijos al usarlos, comentó Juan Núñez, coordinador de la Coalición México Salud-Hable.
 
El tabaquismo en su carácter de práctica propiciada por la publicidad y por ciertos cambios culturales en las sociedades, adquirió modalidades de consumo relacionadas con ideas de estatus superior, de innovación o, de ser una persona muy cool, ligada al disfrute de placeres propios de una clase social adinerada o de quienes, mayoría, aspiran a equipararse con dicha clase, agregó.
 
El uso de boquillas para fumar cigarrillos, sobre todo entre damas seductoras, de cigarreras de lujo para mujeres u hombres o de encendedores lujosos, desde los años veinte y hasta los cuarenta del siglo XX, podría equipararse a la “distinción” que ahora pueden encontrar quienes tiene los recursos para pagar los altos costos de los dispositivos electrónicos, pero sobre todo de los cartuchos de nicotina que deben surtir constantemente, muy superiores en costo que las cajetillas de cigarros, señaló Núñez. “Más allá de los tóxicos en los nuevos dispositivos, usarlos puede implicar una sublimación que oculte frustraciones, deseos insatisfechos, imposibilidades reales de acceder a niveles superiores en distintos campos”.
 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s