Le crecen más “enanos” al PJCDMX

• La sublevación del 10 de enero de 2022, quedará para la historia, como resultado de la endeble administración de la Secretaría de Finanzas de la GCDMX, por carecer de estrategias fincadas en el respeto a los derechos de la base trabajadora, suscritos en el Capítulo 1000

*Blas A. Buendía

Al menos 150 elementos frente a un ejército de más de once mil empleados, decidieron “darse de baja” de los dos sindicatos donde que se aglutinaban, e incluso algunos de ellos ya operaban de forma independiente, anunciaron la conformación de una nueva representatividad sindical que si bien constitucionalmente les asiste la razón al contar con más de 20 trabajadores para impulsarla, “los enanos le siguen creciendo al Poder Judicial”, que como cabeza del sector patronal, el reelegido presidente Rafael Guerra Álvarez tendrá que contender con otros grupos minoritarios.
La historia del 10 de enero de 2022 quedará como otro suceso en la vida del siempre sufrido Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, que en su ejercicio de impartir justicia, pronta y expedita, aleatoriamente los movimientos de trabajadores le han impactado en el desarrollo de toda la estructura del Poder Judicial capitalino.
Y no es de echarle la culpa desde al mismo presidente Guerra, y muchos menos a los líderes sindicales Diego Valdez Medina, por el mayoritario que es el Único de Trabajadores del Poder Judicial-CDMX, y menos al de Ortelia Bautista Pardo, por el de los Trabajadores del TSJDF, sino es directamente a quienes tienen la responsabilidad de distribuir y respetar equitativamente los presupuestos aprobados plural y democráticamente por el Congreso local.
Lo cierto que con base a este connotado conflicto, que tuvo minutos de tensión, confusión y zozobra, la Ciudad de México inició 2022 con el pie izquierdo, que para colmo de males, “la sociedad halló su Tribunal con las puertas cerradas”.
En torno a la generación de todo conflicto, el de la culpa es el que lleva las riendas del gobierno federal, que es tan entendible que los abogados en litigio, han sufrido por atender a una sociedad que reclama justicia las 24 horas del día.
Es decir, la actual administración federal persiste en su empeño de seguir ahorcando a las instituciones republicanas y Órganos Autónomos con el cuento de nunca acabar de aplicar programas de “austeridad” cuando se observa —a simple vista—, que el país se le está cayendo a pedazos, todo por no invertir donde tiene que hacerlo.
La visión del mosaico humano si bien acusa que “México estaba mucho mejor sin López Obrador”, la nación la ha convertido en un extraordinario cementerio ya que ha permitido draconianamente darle manga ancha al narco poder que ya fincó un gobierno paralelo al constitucional.
Mientras el presidente “izquierdista” Andrés Manuel López Obrador siga con esos engañosos planes sobrios de su administración, lastimosamente contrastarán grotescamente entre la vida de los pobres, con las arrogantes actitudes de sus ahora multimillonarios hijos que se da el lujo de derrochar los recursos del erario público federal, toda vez que uno de sus rijosos vástagos de nombre Andrés, fue captado en video, cayéndose materialmente de borracho en un campo de golf.
“El peque del Pejelagarto” apenas podía sostenerse en pie, resultado de una de tantas juergas que han dejado qué desear, e incluso en videos, se revela que los incómodos consanguíneos del presidente de la república, les ha dado por llevar una vida mejor que la de auténticos fifís. En fin…

Los “enanos” del Tribunal
A diferencia de lo anterior, una mínima cantidad de trabajadores del Poder Judicial a la que ya se les identifica como “los enanos del TSJCDMX”, tras forzoso paro de labores que dentro de su aquelarre solo se trató de una presión de trabajadores mediática, movilizaron a todo un regimiento de granadores para resguardar la infraestructura de este Órgano Autónomo y Republicano, que incluso en ese lapso de tensión y confusión por la presencia de los uniformados, algunos gritaban que “no se cayera en la provocación”.
A lo largo de la vida institucional del Poder Judicial nunca se había presentado este tipo de vergonzosos actos de zozobra, precisamente donde se imparte justicia.
Incluso, trascendió que en la época como presidente de este Órgano Autónomo, el Magistrado en Retiro, Édgar Elías Azar, jamás permitió que se pisoteara la evolución y beneficios en contra de la base trabajadora, porque sabía políticamente cómo conseguir recursos para cumplir el compromiso inalienable de los trabajadores, que gracias a su tesón y esfuerzo, siguen siendo el pivote que le da vida y sustento democrático a la política de impartición de justicia a toda la nación. Sin su contribución, el país tendría otro panorama, que sería el de una película de terror.
No obstante de ello, en un clandestino comunicado que circuló en redes sociales y cuyo “creador” se le identifica como “atentamente, la base trabajadora”, muestra el humor negro con actos que disienten entre las acciones del comportamiento del protocolo institucional y el respeto roto que se le debe guardar al titular del supremo tribunal de la Ciudad de México.
Con faltas de ortografía y una pésima sintaxis, el comunicado clandestino suscribe el siguiente mensaje:
“A Diego Valdez Medina y Ortelia Bautista Pardo:
“La base trabajadora les está sumamente agradecida, porque de no haberle dado la espalda en los momentos en los que más se les necesitaba, esta misma hubiera seguido tolerando su despotismo e indiferencia ante las violaciones a sus derechos;
“Porque de no haber sucumbido a los intereses del Magistrado Rafael Guerra Álvarez, aun cuando su obligación es velar por los derechos de la base trabajadora, esta misma habría seguido regalando su dinero con el pago de sus cuotas sindicales;
“De igual forma se les agradece porque el día de hoy son ustedes quienes han quedado humillados, puesto que esa persona (¿…sic…?), que les hizo darnos la espalda, los ha dejado totalmente vulnerables al haber denotado que los puede manejar a su antojo, y más aún porque ha sido esa persona quien al final del día le dio la victoria a la base trabajadora;
“Pero sobre todo la base trabajadora les da las gracias porque hoy se pudo dar cuenta de que no los necesita (…) para defenderse y exigir el cumplimiento de lo que por derecho le corresponde;
“Y, porque el día de hoy 11 de enero del año 2022, por medio de un movimiento independiente y ‘exclusivo’ de la base trabajadora, se logró el cumplimiento por parte del presidente de este H. Tribunal, a la prestación reclamada;
“Es así que el día de hoy decidimos retirarnos de sus organizaciones y les decimos ¡gracias por nada!;
“Atentamente: la base trabajadora del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México”, concluye el innecesario dramatismo de la misiva clandestina.
Para puntualizar, la sublevación del 10 de enero de 2022, quedará para la historia, como resultado de la endeble administración de la Secretaría de Finanzas de la GCDMX, por carecer de estrategias fincadas en el respeto a los derechos de la base trabajadora, suscritos en el Capítulo 1000, y las Condiciones Generales del Trabajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s