Quintana Roo se viraliza a nivel nacional e internacional donde se ataca con balas libertad de expresión

**La noche del primero de febrero intentan asesinar al periodista Netzahualcoyotl Cordero García; forcejea con el agresor, es auxiliado por sus vecinos.
**Por coberturas periodísticas de hechos delictivos ha sido amenazado, lo que lo obligó a solicitar protección del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación; las medidas de protección son insuficientes, la noche del primero de febrero intentaron asesinarlo.
Necesariamente Incómoda
Por Graciela Machuca Martínez

Quintana Roo volvió a saltar a los titulares nacionales e internacionales de la prensa y de redes sociales la noche de este primero de febrero como un lugar donde la violencia predomina en contra de periodistas, a pesar de la presencia de la Guardia Nacional y de efectivos de las policías estatales y municipales, que hasta el momento no se sabe que hacen para prevenir los actos delictivos, pues solo llegan a contar a las víctimas.
Alrededor de las 22:00 horas se viralizó la agresión que sufrió el periodista Netzahualcoyotl Cordero García, director general de la página Web CGNoticias.Net, quien se ha especializado durante los últimos 22 años en la cubertura de información de seguridad pública, por lo que durante los últimos meses ha recibido diversas amenazas de muerte, lo que lo obligó a solicitar su incorporación al Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación.
De acuerdo a la versión del afectado, cuando se encontraba descansando en su recámara un hombre que portaba una pistola encañonó a su esposa y a una de sus primas que se encontraban en la parte exterior de su domicilio. Hasta su recámara llegó su prima contarle lo sucedido por lo que se salió con el teléfono en la mano para solicitar apoyo a la policía. Al salir a un pasillo se encontró al hombre que le dijo: “Periodista, vine por ti”.
Cuando el individuo intentó cortar cartucho del arma 380 que llevaba, Cordero García le tomó la mano derecha en la que llevaba el arma, por lo que forcejearon y con el peso de su cuerpo lo derribó, momentos después se dio cuenta que sus vecinos ya habían desarmado al hombre y lo estaban golpeando.
El individuo que en la segunda ocasión que llegó al domicilio del periodista llegó a bordo de una bicicleta, resultó severamente golpeado, pues los vecinos lo golpearon con su misma pistola.
Posteriormente, llegaron elementos de la Guardia Nacional a tomar conocimiento de los hechos, así como una ambulancia solicitada por el periodista, pues resultó con varios golpes, entre ellos uno muy fuerte en el labio superior, pero por la gravedad de las lesiones del intruso los paramédicos lo atendieron a él, para después trasladarlo al Hospital General Jesús Kumate, en Cancún.
Los hechos ocurrieron en una colonia ubicada en una zona semiurbana entre la zona continental de Isla Mujeres y Cancún, cercana al conocido Rancho Viejo, que se encuentra en condiciones de marginación y abandono lo que agudiza el riesgo para este periodista y su familia.
Netzahualcoyotl Cordero García, fue uno de los periodistas que hace unos días participó en una protesta pública para exigir el cese de la violencia contra periodistas en el país, a raíz de los asesinatos de colegas en Tijuana.
La integridad física de Cordero García y de otras mujeres y hombres que ejercemos el periodismo en Quintana Roo sigue en riesgo y una de las razones de esta situación es la impunidad solapada desde las mismas instituciones encargadas de garantizar nuestra seguridad personal y acceso a la justicia. Los periodistas asesinados en Quintana Roo durante los últimos años siguen sin que se les haga justicia.
Este martes fue Quintana Roo, donde se atentó contra la integridad física de un periodista, el lunes 31 de enero fue en Zitácuaro, Michoacán, donde se asesinó al periodista Roberto Toledo de Monitor Michoacán, días antes fue en Tijuana, Baja California, donde fueron asesinados Margarito Martínez y Lourdes Maldonado; a principios de año asesinaron a puñaladas a José Luis Gamboa en Veracruz, supuestamente en un asalto, pero si vemos los videos que subió a sus redes sociales, veremos que sus asesinos tienen nombres y apellidos, pues en esos mensajes, dio a conocer nombres de personajes vinculados a la política inmiscuidos con el crimen organizado.
Todos los días, a lo largo y ancho del país hay agresiones desde la prensa y ahora más que nunca, desde la tribuna presidencial se incita a violentar los derechos de libertad de expresión e información, de aquellos que no comulgan con la forma de actuar del titular del Poder Ejecutivo Federal, no se trata fincar responsabilidades materiales a una sola persona, pero la falta de prudencia, al estigmatización, la generación de odio contra periodistas, más la impunidad, alienta que fanáticos y delincuentes violenten a periodistas, que más les puede pasar, si desde palacio nacional, todos los días se hostiga, estigmatiza, a quienes piensan y opinan diferente al gobierno de la 4T.
Si al discurso le sumamos la falta de interés para generar políticas públicas que protejan a periodistas y personas defensoras de derechos humanos y que garanticen los derechos de libertad de expresión y de información, pues nos encontramos ante un grave peligro rumbo al autoritarismo y a una dictadura. Desde luego que este camino siempre le ha convenido a los gobiernos municipales y estatales, quienes a pesar de hablar de democracia, tiene la piel muy sensible a los señalamientos de la prensa. Esto no solo pasa en Quintana Roo, sino en todo el país.
Lo que se dice o deja de decir desde pódium presidencial se debe atender con seriedad, y prueba de ello es lo que sucedió el media día de este primero de febrero en la ciudad de México, al ser agredidos dos fotoperiodistas cuando realizaban su trabajo en la cubertura de un hecho de violencia.
La usuaria de Twitter @hoysololeslie publicó: “Dos fotoperiodistas fueron agredidos mientras realizaban su trabajo, elementos de la @SSC_CDMX
incitaron a familiares de una víctima de homicidio para que los golpearan. Se trata de Iván Villanueva y Ernesto Álvarez, de Diario Pásala y Canal 11. Quién responde ante esto @OHarfuch”.
El gobierno de la Ciudad de México respondió: “Respecto a la agresión a representantes de los medios de comunicación ocurrida la tarde de este martes en la alcaldía Azcapotzalco, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México informa:
Los hechos ocurrieron en la Calle 9 casi esquina con Calle 16, de la colonia Liberación, donde horas antes, ocurrió un evento de agresión por arma de fuego y dos personas perdieron la vida, mientras que una más fue llevada a un hospital.
De acuerdo con los primeros reportes, mientras los reporteros realizaban su labor en dicho punto, familiares y vecinos de la zona comenzaron con las agresiones verbales y después físicas, lo que dejó al menos tres personas lesionadas.
Derivado de lo anterior, dos jóvenes de 27 y 32 años de edad, identificados por los afectados como los posibles agresores, fueron detenidos, informados de sus derechos de ley y trasladados ante el agente del Ministerio Público quien definirá su situación legal.
De acuerdo con información obtenida, se pudo saber que el detenido de 27 años registra dos ingresos al Sistema Penitenciario en 2006 y 2012 por el delito de Robo; mientras que, el de 32 años tiene un ingreso en el año 2015, por el delito de Robo Agravado en Pandilla.
Cabe señalar que, además, la Dirección General de Asuntos Internos de la SSC, también inició la carpeta de investigación administrativa y citará a rendir su declaración a un policía que, de acuerdo con algunas versiones, participó en las agresiones; también se realizarán los trámites jurídicos pertinentes ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ) para su presentación”.
A la violencia ejercida en contra de la prensa por la delincuencia organizada protegida desde las instancias del poder gubernamental, ahora hay que añadir la violencia generada desde sectores de la sociedad que apelan a la impunidad solapada por las mismas instituciones de procuración y administración de justicia.
Hace unos días, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, su presidenta municipal Maricarmen Hernández permitió que uno de sus colaboradores, el coordinador del Rastro Municipal, privara de la libertad personal a dos periodistas de este municipio, sin que hasta el momento se les haya hecho justicia. Con este tipo de personas servidoras públicas, Quintana Roo seguirá apareciendo como un territorio donde se violenta la libertad de expresión y se desconocen desde su Congreso los derechos de periodistas y personas defensoras de derechos humanos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s