La resiliencia y la Alerta Sísmica

• Marcelo Ebrard Casaubón, impulsor de este sistema en México, en su momento figuró como presidente de la Red Global de Ciudades Seguras
• Tras la dramática experiencia de 1985, la autoridad gubernamental sintetizó un sonido de sirena particular de tono grave y de gran alcance, con la voz de un locutor que insistentemente avisa: “¡Alerta Sísmica!”, “¡Alerta Sísmica!”, “¡Alerta Sísmica!”, que ahora nos resulta tan “familiar”, como aterrador

Por Blas A. Buendía

La importancia de las alertas sísmicas radica en que son dispositivos que tienen la capacidad de recibir las señales del Servicio Sismológico Nacional (SSN) en caso de que haya un movimiento telúrico, sistema que muestra amplia capacidad de alertar antes de que el movimiento sea perceptible, en un periodo de 60 segundos.
El dispositivo de alerta sísmica dio origen tras los fortísimos temblores del 19 y 20 de septiembre de 1985, que de forma coordinada, los tres niveles de gobierno establecieron los parámetros de prevención, poniendo en alerta a la sociedad en su conjunto, buscar puntos de protección a lo largo de la zona sureste de la República Mexicana, que es la región donde registra más eventualidades de este rubro.
Al respecto, el Magistrado civilista Élfego Bautista Pardo, en su espacio Así es el Derecho, hace una descripción de estas importantes e interesantes medidas de prevención que han beneficiado a la ciudadanía, por los alcances tecnológicos que avizoran algún temblor que generalmente registra sobresaltos entre las personas, quienes de forma inmediata buscan puntos de protección, en tanto que entran los servicios de emergencia para atender cualquier contingencia, lo que también se conoce como resiliencia psicología.
Si bien la sociedad está permanentemente alerta al momento de percibir la incidencia de todo sismo que “a todo mundo se le pone el cuero chinito” entrando a un estado de ánimo de zozobra, el Jurisconsulto nacido en el estado de Hidalgo, indicó que en el 2006, cuando fue electo Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard Casaubón —hoy Canciller—, integró a su agenda los temas de reducción de riesgo en caso de desastres y la construcción de resiliencia por parte de la ciudadanía, para salir avante de las consecuencias de contingencias.
Pertinente destacar que las personas resilientes no creen que todo es bonito y maravilloso, sino que aceptan que la vida les va a traer retos y con ellos cambios. Es decir, no creen que todo sea estable y aceptan el aprendizaje continuo, porque así es parte de esta vida.
Por esa preocupación, dijo el Magistrado Bautista Pardo, Marcelo Ebrard participó en el marco de la reducción del riesgo de desastres y se inscribió a la Ciudad de México en la campaña mundial “Desarrollando Ciudades Resilientes: ¡Mi Ciudad se está Preparando!”, que congregó a casi todos los comités internacionales abocados a la materia, y una de las cosas que más les importó a ellos y sus gobiernos fue el tema “¿Cómo nos preparamos ante un desastre?», el cual fue la vía para dicha reunión, en la que Ebrard fungió como presidente de la Red Global de Ciudades Seguras.
Merced a las experiencias obtenidas allí —apuntó el impartidor de justicia– en su administración creó en primer lugar la Secretaría responsable de coordinar lo que se denominaría Protección Civil, íntimamente vinculada a lo que en la comunidad internacional se ha venido desarrollando respecto al concepto de resiliencia. Así fue que comenzó la preparación de la Ciudad de México para ser ciudad resiliente.
Como segundo punto de las acciones de su gobierno para responder a desastres, organizó un gabinete ex profeso, dado que —consideró— “la resiliencia es un tema transversal; no es la tarea de un área del gobierno, es la tarea de todo el gobierno, de todas las instancias del Poder Ejecutivo, en este caso las delegaciones —hoy Alcaldías— o la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal —hoy CDMX—. Resaltó que “la Ciudad de México sí tiene esa potestad, con diferentes modelos.”
Ante la Red Global de Ciudades Seguras, el ex jefe de gobierno de la capital mexicana puso como modelo la Ciudad de México, contando con los adelantos tecnológicos para responder a desastres no previstos, con la policía, la investigación de los delitos, sistema de transporte, servicios médicos, bomberos y protección civil, todo lo cual depende del Jefe de Gobierno.
Como parte de las acciones encaminadas al objetivo de la protección civil, en el 2010, el Gobierno de Ebrard amplió la cobertura del sistema de Alerta Sísmica instalando 64 estaciones sismo-sensoras que cubrieran la región de Jalisco, Colima, Michoacán, Puebla y todo Guerrero, asegurando así que la ciudadanía tenga tiempo para actuar ante la inminencia de sismo de probable alto riesgo. La red de 97 estaciones sismo-sensoras entró en acción por primera vez con el temblor del 20 de marzo de 2012.
Durante su etapa como Jefe de Gobierno, se redactó también la Ley de Participación Ciudadana, por la que cada colonia o cada barrio, elegía a sus representantes vecinales. Ellos decidían un presupuesto anual para su comunidad, y una de las tareas importantes que se cumplía —y cumple— con toda esa red de participación vecinal es la relacionada con protección civil, circunstancia que sin duda sigue siendo necesaria al vivir en una ciudad con alto riesgo de desastres como es la de México.
“Así es el Derecho”, puntualizó el Magistrado Élfego Bautista Pardo, titular de la Tercera Ponencia de la Quinta Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Los 50-60 segundos vitales
Pertinente conocer de igual manera que el sonido oficial de la Alerta Sísmica es de uso restringido. Ante la posibilidad de que alguien hiciera mal uso del sonido, será sancionado por las autoridades judiciales. La alerta sísmica solo puede ser utilizada por quienes están autorizados de manera oficial.
La alerta sísmica, sin embargo, ronda por la cabeza de todos. Nuestras vidas ahora tienen integrado ese sonido tan temido, luego de atestiguar los fuertes sismos en Guerrero, Oaxaca, Puebla, Chiapas y la Ciudad de México.
Su función es vital para una macro ciudad como de México, en donde la alerta sísmica se genera por una señal de radio que llega a escuelas, edificios de gobierno, unidades habitacionales y altavoces de las cámaras de video-vigilancia, en un promedio de 50 a 60 segundos antes de que se sienta el temblor de gran magnitud, proveniente de una zona del litoral Pacífico del territorio mexicano.
El Servicio Sismológico Nacional, aclaró que no es lo mismo “alerta” que “alarma”, porque mientras que la alerta es la señal de los radio-receptores del Sistema de Alerta Sísmica y sirve para que la sociedad tenga esos segundos que servirán para resguardarse o evacuar a una zona de menor riesgo, la alarma es un aviso implementado por las autoridades del ramo.

Sonido aterrador
La alerta sísmica que ahora pone a temblar a todo mundo cuando se le escucha a través de los 8 mil 200 altavoces que tiene el sistema C5 (Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto), surgió en 1993 cuando de ser un proyecto experimental, pasó a ser un servicio público patentado.
No obstante de tener un previo recorrido para llegar a ese sonido característico, la dirección del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), resalta que luego de los sismos de 1985, se comenzaron a realizar los primeros simulacros en varias escuelas de nivel básico, con pruebas piloto.
En ese entonces se usaron sirenas parecidas a las que usan patrullas y ambulancias. Los niños cumplían con las prácticas de protección civil, pero cuando por casualidad pasaba una ambulancia, tanto niños como maestros comenzaban a salir creyendo que un temblor ocurriría.
Por ello autoridades del entonces gubernamentales, personal del CIRES e ingenieros de audio de la Asociación de Radiodifusores del Valle de México, se reunieron y lograron sintetizar un sonido de sirena particular de tono grave y de gran alcance, con la voz de un locutor que insistentemente avisa: “¡Alerta Sísmica!”, “¡Alerta Sísmica!”, “¡Alerta Sísmica!”, que ahora nos resulta tan “familiar”, como aterrador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s