Sheimbaum no sabe gobernar

Por Nancy Grajeda

A costa de abandonar la ciudad, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum se placea por diferentes estados de la república en busca de la simpatía de los mexicanos, ella se sueña presidenta.

Pero ¿alguien podrá confiar en Sheinbaum para ocupar el cargo de presidenta de la república si ni siquiera es capaz de resolver los problemas en la ciudad que son muchos y muy graves?, como la inseguridad que va en aumento, la pobreza que tan solo en los dos primeros dos años de su gobierno pasó de 152 mil 100 a 400 mil 400 capitalinos que padecen este grave flagelo, que viven hacinados en colonias sin luz, sin agua y con calles llenas de lodo, pero esto a Sheinbaum le tiene sin cuidado.

Claudia Sheinbaum es una violadora contumaz de la legislación electoral, pues por órdenes de ella, un ejército de “servidores de la nación” están acudiendo a los domicilios de beneficiarios de programas sociales como el de «Mi beca para empezar», situación documentada por distintos medios de comunicación.

Durante estas visitas los «servidores de la nación» atribuyen este programa a Claudia Sheinbaum piden datos de los beneficiarios y toman fotos de sus credenciales del INE; esta personalización viola la Constitución, que prohíbe usar programas oficiales para promoción personal, así como el uso indebido de recursos públicos para la promoción de su imagen, acto estrictamente prohibido por la ley.

Desde el inicio del gobierno de Sheinbaum, Antorcha ha luchado para que se resuelvan las necesidades de miles de familias pobres de la capital sin que haya respuesta, solo un gobierno de oídos sordos, y que se les restituyan sus viviendas a las 200 familias del predio Tempiluli a las que Sheinbaum desalojó y les destruyó sus viviendas desde febrero de 2020 y a las que prometió el pago de una renta, pero ninguno de los compromisos se han cumplido dejando en la calle a todas estas familias.

Sheinbaum tampoco quiere respetar el compromiso de que se les devuelvan sus terrenos a las 280 familias de los Campos de Jalalpa, Álvaro Obregón, que fueron despojadas por el Gobierno de la Ciudad de sus terrenos que compraron hace más de 20 años, y por los cuales invirtieron todos sus ahorros para obtener este patrimonio.

Ante la cerrazón que caracteriza al gobierno de Sheinbaum, nos hemos visto en la necesidad de ejercer nuestro derecho a la manifestación pública. El próximo miércoles 13 de julio 5 mil antorchistas marcharemos del Monumento a la Revolución al Zócalo capitalino.

Es curioso observar, cómo este gobierno morenista que pregonaba en campaña: Primero los pobres ahora que esta aplastado en la silla, se le olvida lo que prometió y las cosas van de mal en peor, pues ya siquiera quieren atender a una comisión de antorchistas cuando venimos en movilización en busca de respuestas y soluciones.

Por lo visto a Claudia Sheinbaum se le olvidó que si ahora ostenta un cargo público es por el favor que le hizo la ciudadanía de votar por ella y debería corresponder el consecuencia, pero es tanta su soberbia que continúa ignorando a los ciudadanos, aunque mientras tanto a los capitalinos los ignora.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s