Se perfila la conclusión del viejo conflicto de la ex Ruta 100

*La disidencia de la ex Ruta 100 demostró que es un ente terrorista al importarle un bledo por cerrar vialidades que afectaron a toda la Ciudad de México

Por Blas A. Buendía *

La Comisión Liquidadora del SUTAUR-100 está en espera que el gobierno de la Ciudad de México convoque a esta representatividad que tiene carácter de legalidad, para definir las negociaciones y con ello concluir el viejo conflicto histórico con los trabajadores de la ex Ruta-100.

En comunicado de prensa, el organismo camionero destacó que actualmente las negociaciones entre la Comisión Liquidadora del SUTAUR-100 y el Gobierno de la Ciudad de México, “van por buen camino” ya que se perfila a dar una inmediata solución al conflicto, que de forma paulatina y progresivamente tal y como lo menciona el exhorto y Punto de Acuerdo emitido por el Congreso de la Ciudad de México girado a las autoridades capitalinas, así como al Gobierno federal emplazado desde el pasado 14 de diciembre de 2021.

Para ello, el Gobierno que encabeza la Doctora Claudia Sheinbaum, llevará a cabo una reunión interinstitucional para procesar el mecanismo y el procedimiento para perfeccionar el marco jurídico que la Jefa del Ejecutivo de la capital, propone con la firmeza  de hacer justicia social y laboral a los trabajadores de la ex Ruta-100, siempre y cuando acrediten su personalidad jurídica con la citada Comisión.

El líder moral y vitalicio de la R-100, Jorge Cuellar Valdez, conminó a los ex trabajadores y beneficiarios para que acrediten su personalidad jurídica ante la señala Comisión, ya que una vez cumplido con los requerimientos legalmente necesarios, serán beneficiados por el Gobierno de la Ciudad, con la entrega de importantes recursos económicos que corresponden al rescate del pago de los adeudos y el 28% firmados en los convenios políticos con diversas representaciones del SUTAUR-100, cuyos emolumentos serán distribuidos entre los ex trabajadores de R-100 que —insistió— acrediten legalmente su actualización en el padrón que posee el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje.

De lo contrario, quienes no cumplan con los requisitos legítima y auténticamente pre-establecidos (avalados por dicha instancia del régimen actual), no tendrán ni derecho de protestar debido a diversos factores, como su indisciplina civil y por su incapacidad conciliatoria tanto con la Comisión Liquidadora del SUTAUR-100 y las autoridades locales y federales en el ramo laboral.

Para ello, Jorge Cuellar acusó a la disidencia de generar zozobra entre el propio movimiento de los sutaures, pero lo grave es que afectó a los ciudadanos que radican en la capital de la República, al realizar paros de hasta siete horas sin importarle que hubiera persona enfermas que eran trasladadas en ambulancia a los centros de Salud del suburbio de la Doctores.

Aclaró tajante que a la Comisión Liquidadora no le importa “los monólogos engañabobos” que criminales traidores de la clase obrera del SUTAUR-100 como Ricardo Barco López y Gabino Camacho Barrera, desde que surgió el conflicto de la ex Ruta-100 hace más de 27 años, un individuo que responde al nombre de José Acosta Saavedra, es manipulado como vil marioneta, divide a los ex choferes ofreciéndoles las perlas de la virgen, sin cumplirles a cabalidad.

Explicó que a ese sujeto a quien apodan como la mosca chimuela, es tan ignorante que los citados defraudadores lo “preparan” para atacar a la ciudadanía con el cierre de ejes viales de la capital, interrumpir el proceso de impartición de justicia ya que se han atrevido a cerrar las instalaciones del Poder Judicial de la Ciudad de México que se encuentra en Avenida Niños Héroes, muy cercano a la zona de hospitales de la capital.

“La disidencia de la ex Ruta 100 demostró que es un ente terrorista al importarle un bledo y cerrar vialidades que afectaron a toda la Ciudad de México”, sentenció la Comisión Liquidadora.

En este sentido, afirmó que José Acosta es un individuo siniestro, dominado por el odio y la crueldad, porque ha incurrido en actos comprobados de corrupción al recibir embutes para calumniar, difamar y denostar a la Comisión Liquidadora.

Pese a ello, la Comisión Liquidadora tiene un avance de las negociaciones con el Gobierno de la capital, para que los ex choferes de la R-100, logren rescatar un importante porcentaje de sus liquidaciones que les fueron defraudadas a partir del 8 de abril de 1995, cuando el último gobierno de la regencia priista, desapareció al SUTAUR dejando sin empleo a más de 25 mil trabajadores.

“Pese a todo, seguiremos avanzando porque es necesario llegar a un acuerdo final de conflicto con el GCDMX, ya que ambos actores han demostrado civilidad con planteamientos pacíficos”, destacó Cuellar Valdez.

Frente a la excelente disponibilidad de solucionar el conflicto de la R-100, se le pidió respetuosamente a la jefa del gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, que una vez que se inicie la partición de los recursos con apego a derecho, se desarrolle bajo la supervisión de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía General de Justicia de la capital, a fin de evitar cualquier enfrentamiento físico que pudiera incitar el Cheche, alias la mosca chimuela, ya que también se le identifica como “el terrorista” de la ex Ruta 100 y de la ciudad en general”.

El Cheche, antropomorfo

Al Cheche, a quien se le conoce como la mosca chimuela y obedece al inefable  nombre de José Acosta Saavedra —auténtico títere de la dupla de rufianes y defraudadores de la ex Ruta 100, Ricardo Barco López y Gabino Camacho Barrera—, se le suma un mote más en la curva de su vida, con el calificativo de “Sméagol”.

El Sméagol se ha transformado en un auténtico guerrillero urbano que manipula a sus “hordas de idiotas”, ya que quedó fehacientemente demostrado que con la serie de paros viales que afectaron a todos los sectores productivos de la capital de la nación el pasado lunes 22 del mes en curso, su comportamiento fue inusual.

El perfil del Cheche, en un estudio antropológico, asemeja grotescamente a un personaje surgido de las caricaturas del celuloide estadounidense, llamado Sméagol, que forma parte de una nefasta estirpe de cometer tropelías en contra de la gente.

Cualquier semejanza con ese sméagol (smigol) y/o gollum, aplicado al muy estilo mexicano con la ciencia ficción, es una mera coincidencia, toda vez que la mosca chimuela tiene el siniestro “talento” de destruir todo lo que toca. Por ejemplo, el Gollum es un personaje de la tierra media en el universo de historias de J. R. R. Tolkien.

Su nombre original era sméagol y posteriormente fue nombrado como Gollum en referencia al ruido regurgitante y repugnante que surge de su garganta, de donde le brotan verbos transitivos y que biológicamente expele por la boca, sin esfuerzo o sacudida de vómitos, sustancias causticas sólidas o líquidas contenidas en el cancerígeno esófago o en el estómago. Todo un asco.

El propio Serkis se basó en algunas ilustraciones previas de John Howe a la hora de obtener algunas de las claves de su actuación, como el hecho de que Gollum camine siempre a cuatro patas, tan parecido al personaje del Cheche, a quien inconfundiblemente se le hallan parecidos, como su pronunciada joroba y por los ángulos donde se le analicen a través de los diseños conceptuales.

En esta misma faceta, existen aspectos entre el Smigol y la mosca chimuela, cataduras tan diversas como la forma de la boca, los dientes o la nariz del Gollum. En cuanto a estos aspectos físicos, Gollum quedó definido como una criatura con ojos grandes y saltones, dedos largos y delgados y pies grandes. Lo diseñaron con un aspecto muy flaco, casi desnutrido, terrorífica semejanza con el Cheche.

Del mismo modo, se barajaron todas las posibles ropas que cubrirían el cuerpo del chueco Gollum: camisetas raídas, taparrabos, alguna prenda con bolsillos, la ausencia total de ropa… optándose finalmente por la segunda de las opciones, solo que la mosca chimuela no deja de usar su gorra pitera que denigra el movimiento político de MORENA y al SUTAUR-100.

Esta fase fue la más controvertida y complicada de todas. La dificultad radicaba en el hecho de que había que crear un personaje digital que ofreciese al público una actuación dramática. Pero el Cheche pareciera que sirvió de modelo para crear a tan singular personaje de la ciencia ficción, que comparativamente, se enjuiciaría que salieron de la misma placenta inhumana que les dio vida a un imposible por la imaginaria creación digital.

El Cheche, en síntesis, jamás dejará de ser un antropomorfo (un viejo primate guango), tan igual que el Sméagol, los Hobbits, los Elfos y otras criaturas reales e ilusorias; que si bien forma parte de una fantasía épica del celuloide, la mosca chimuela sigue manteniéndose como “líder de las hordas de idiotas y enfermos mentales” disgregadoras, corruptas y vende patrias, en contra de la histórica lucha laboral que ha consolidado la extinta Ruta-100 desde hace más de 27 años.

Reportero Free Lance *

Premio México de Periodismo Ricardo Flores Magón-2021

filtrodedatospoliticos@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s