Yo Campesino / Destila rencor

*Da cifras para ocultar la masacre en México y pone en la mira a periodistas

Por Miguel A. Rocha Valencia

En una de las más virulentas mañaneras contra periodistas, el mesías tropical los acusó de encubridores, de cómplices de un régimen donde ocurrieron crímenes que nadie denunció como las “mil 412 personas fallecidas en enfrentamientos y mil 127 heridos y detenidos, además de mil 76 agresiones:” durante el régimen de Calderón.

“Es decir, más muertos y heridos que detenidos y no se decía nada”, pero se le olvidó contrastar que durante la administración del ganso hay hasta el momento 143 mil asesinatos, 31 mil durante 2022 y que entre ellos hay al menos 30 mil niños y 35 mil mujeres, mientras que en las cárceles, no sólo hay menos criminales de alto impacto, sino que además decenas se han fugado sin que se les vuelva a encarcelar, incluyendo Ovidio Guzmán y los 47 del Cefereso de Culiacán, Sinaloa, además de los tres extraditables del mismo cártel que se escaparon de un reclusorio de la ciudad de México.

Con el rencor a flor de labios y la mirada turbia (no lo puede evitar) el profeta de la 4T señaló a periodistas por sus nombres, incluyendo a muchos que ni siquiera lo mencionan y cuyos análisis son tan objetivos como los números, arrasó con todos, incluyendo a los amenazados de muerte y quien sufrió atentado, el cual, casi justificó: “si se portan mal, ya saben”.

No midió ni por ser los días que vivimos, ni porque apenas hace unas horas hablaba de armonía y de un país que ya no existe, de mexicanos confrontados, amigos y familiares entre quienes exacerba la envidia y el rencor, el pleito y confrontación entre fracasados y exitosos, entre quienes se esfuerzan por aspirar a una mejor vida y aquéllos que poltronamente culpan a los demás de su desdicha, incompetencia y falta de ganas y prefieren conformarse con dádivas, limosnas que los condenan a la mediocridad, a una vida y un país de tercera como es quien se dice presidente de México.

Esos periodistas, dijo “formaron parte de un régimen que yo sostengo, se dedicó a saquear a México. El distintivo de los que llamaron neoliberalismo fue el saqueo, el transferir bienes a los particulares”. Y tiene razón en lo de los gobiernos corruptos, pero parecía describir su propia administración donde muchos de quienes ya eran ricos incrementaron sus fortunas como Olga Sánchez Cordero, los Sandoval, Nahle, Robledo, Rabindranath, López Obrador y otros, se volvieron millonarios, incluyendo a “distinguidos” holgazanes de la familia,

Les dijo a los 180 que le pidieron terminar las “emanaciones de odio que surgen de Palacio Nacional” que fueron traficantes de influencia que encubrieron la corrupción, delitos que se cometían como los de la guerra contra el narcotráfico”.

Y otra vez olvidó convenientemente que hoy no se encubre a las autoridades que cometen esos crímenes, sino a los delincuentes, se les entregan rutas, regiones, estados completos y hasta se les hace obras viales para que manejen mejor sus contrabandos de drogas, armas y personas.

Olvida el caudillo de Tepetitán que hoy sin guerra, hay más asesinatos, comunidades enteras de Michoacán, Guerrero, Zacatecas, Sonora, Chihuahua, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tamaulipas bajo el imperio del crimen organizado.

Y lo peor es que no sólo tienen libertad de acción sino también protección porque en vez de perseguirlo y encarcelarlos como manda la Constitución especialmente al Jefe del Ejecutivo para dar seguridad a los mexicanos, se les libera, protege, se les reconoce como finas personas dignas de respeto.

Se les entregan empresas legítimas, se les justifica el cobro de piso, que se apropien de producción, se vuelvan exportadores de lo que no es suyo o cobren por ello.

Y por si fuera poco, se les dan patentes para participaren política, no importa los métodos que usen, especialmente los violentos, así han impuestos desde legisladores locales y federales hasta munícipes y gobernadores que no se atreven a tocar a los hampones y dejan crímenes impunes como los de la familia Le Barón en Sonora.

Todo eso “olvida” el tlatoani y atiza al fuego del odio entre mexicanos. Señala por nombre a periodistas como si dijera a sujetos como los que atentaron contra Ciro Gómez Leyva: ¡mátenlos! Esos son los enemigos del régimen, aunque luego diga que son sus “enemigos” quienes perpetran los atentados, como ha ocurrido en su sexenio, como sucedió este año que termina con 13 comunicadores asesinados. No tiene m…

Tenemos números como si estuvieras en guerra incluyendo decenas de desaparecidos y viene lo peor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s