Vida Saludable para niños éticos, mejores padres y mejor aprendizaje: SEP-SS

Por Gerardo González Acosta

Para reforzar la formación de niños sanos, éticos, con estilos de vida saludable que les permitan ser Padres más saludables que eduquen a sus hijos mejor en un futuro, la Secretaría de Educación Pública (SEP) impulsa la nueva asignatura Vida Saludable.

Anunciada por el titular de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, a finales del ciclo escolar 2019-2020, Vida Saludable educa para que los niños aprendan a tener buena higiene, mantener el entorno limpio, hacer ejercicio, nutrirse, desarrollar salud emocional.

También permite a los estudiantes fomentar un cuerpo, mente, y corazón sano, para cubrir las necesidades de adaptación y cambio que demanda la situación actual.

Vida Saludable busca generar un cambio en el estilo de vida de los mexicanos, así como un cambio cultural que modifique los patrones de consumo, tal como lo anunció el secretario Moctezuma.

La SEP no quiere que esta nueva materia, asignada por instrucciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se quede como una clase más que sol entrega información, y para ello llevó a cabo el Seminario Vida Saludable para Educación Básica.

Enlazado virtualmente, el titular de la SEP dijo que Vida Saludable se integra como un eje articulador en la currícula nacional.

La materia será relacionada transversalmente con las asignaturas de Ciencias Naturales, Matemáticas, Humanidades, Historia, Geografía, Formación Cívica y Ética, Artes, Educación Socioemocional y Educación Física.

Los materiales de Vida Saludable serán elaborados con el apoyo del Magisterio y de la Secretaría de Salud.

Los maestros en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) llevan a cabo un censo entre sus integrantes para conocer cuantos profesores necesitan aprender también Vida Saludable para salir de la obesidad, sedentarismo y riesgo de contagio.

La participación de la Secretaría de Salud ocurre de cara a que la Organización Mundial de la Salud ha declarado a México como la nación con mayor obesidad infantil y juvenil en el planeta, enfermedad que hace más susceptible a las personas para contraer Covid-19.

Al inaugurar de manera virtual el, Subsecretario de Educación Básica, Marcos Bucio Mújica, dijo que los niños en México necesitan aprender a desarrollar estilos de vida saludables.

Esto significa saber adquirir hábitos de higiene y limpieza; de actividad física sistemática; de deporte escolar, y de alimentación saludable y sostenible, para que los promuevan en el entorno familiar y comunitario.

Con Vida Saludable, dijo, los niños favorecerán su bienestar físico, psicológico y social.

Bucio Mújica dijo que el ámbito educativo es un espacio privilegiado para romper el ciclo de sedentarismo y mala alimentación en México, promoviendo el cambio progresivo de mentalidades, de culturas y de prácticas.

Dijo que Vida Saludable no debe convertirse en la típica clase, con una exposición, que vierte información en las y los estudiantes, confiando en que esto por sí solo producirá los cambios buscados.

En su oportunidad, Simón Barquera Cervera, Director General Adjunto del Centro de Investigaciones en Nutrición, del Instituto Nacional de Salud Pública, dijo que los niños necesitan los beneficios de una alimentación e hidratación saludables.

Los niños que adopten estas conductas van a ser padres más saludables y van a educar mejor a sus hijos, dijo.

Por su parte, Arlette Saavedra Romero, Subdirectora de Competencia en Salud, de la Secretaría de Salud, recordó que el panorama epidemiológico del país con las primeras causas de mortalidad y morbilidad.

Entre estas, destacan las enfermedades crónicas no transmisibles, principalmente la diabetes e hipertensión; las enfermedades transferibles, incluido el Covid-19; infecciones intestinales y de vías urinarias, así como la gastroenteritis, dijo.

Saavedra Romero dijo que a través de prácticas, hábitos saludables y diversos medios se pueden evitar este tipo de enfermedades, principalmente entre los maestros y estudiantes.

En su oportunidad, Gabriela Argumedo García, investigadora en el Departamento de Actividad Física y Estilos de Vida Saludable del Instituto Nacional de Salud Pública, dijo que la actividad física es indispensable en la salud emocional.

Las afectaciones motrices son reducidas, y el sistema inmunológico fortalecido, se previenen enfermedades no transmisibles y se favorece el ciclo de sueño de los niños, especialmente en los primeros años de vida.

Dijo que la combinación de un adecuado periodo de descanso con una buena actividad física y un menor periodo de sedentarismo contribuyen a un mejor aprendizaje y aprovechamiento académico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s