Pacto Feminista por Derechos Humanos de Mujeres

Este 2021 las mujeres mexicanas seguimos viviendo en un estado de emergencia nacional que se ha exacerbado con la Covid-19, teniendo en los primeros meses del año más de mil 500 asesinatos de mujeres de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Ante la impunidad y el menosprecio que el Estado Mexicano ha mostrado a las graves violaciones que vivimos todas las mujeres y niñas, las feministas organizadas creamos un Pacto Feminista por los Derechos Humanos de las Mujeres en el marco del proceso electoral 2020-2021 para romper el pacto patriarcal y construir una sociedad más humana, digna y libre de violencias.

Por lo anterior, exigimos que las campañas electorales eviten el borrado de las mujeres y no atenten contra su libertad y derechos, eliminen el uso de estereotipos de género que denigren o discriminen a las mujeres, niñas y ancianas. Priorizando las leyes electorales, incluyendo la 3 de 3 en todas las candidaturas, que sólo han cumplido el 0.83% de los candidatos (Cimac Noticias). Igualmente exigimos a las mujeres y hombres que resulten electos priorizar que las agendas se centren en las mujeres y sus diversidades, promoviendo la participación horizontal de las organizaciones de la sociedad civil, ciudadanía y academia.

Para garantizar los derechos humanos de las mujeres, es urgente que las personas electas en este 2021 legislen bajo los principios establecidos en el marco jurídico internacional y nacional, que a su vez promuevan la integración de gabinetes paritarios en los puestos de toma de decisiones dentro de los espacios políticos, laborales, sindicales, educativos y financieros, asegurando un Estado Laico, sin la intromisión de propuestas religiosas que trasgreden los derechos humanos.

De igual forma, para asegurar la igualdad sustantiva, la no discriminación y una vida libre de violencias es urgente la aprobación de presupuestos con perspectiva de género que contribuyan a la promoción de derechos humanos de infancias y mujeres en sus diversidades, pues cualquier acción o programa que no vaya acompañado de un presupuesto es demagogia.

Las violencias contra las mujeres imperan en todo el país, los límites territoriales no detienen los feminicidios, desapariciones forzadas y violaciones a derechos humanos, por eso, es imperante garantizar un Estado de derecho y un trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno. Es prioritario que las personas electas a cargos estatales y locales como alcaldías y gubernaturas diseñen e implementen políticas públicas con perspectiva de género, interculturalidad e interseccionalidad, teniendo como eje rector el cumplimiento de las Leyes estatales de Igualdad entre Mujeres y Hombres, de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia así como la instrumentación de mecanismos para evaluar las acciones de gobierno con indicadores para medir el cierre de brechas de desigualdad.

Como parte de la política pública para prevenir feminicidios y restituir derechos les solicitamos fortalecer y garantizar la operación de los mecanismos de protección para mujeres víctimas de violencias y, en su caso sus hijas e hijos como son los Refugios, Casas de Emergencia y de Transición, recordando que el 40% de los feminicidios sucedieron en los hogares (INEGI).

También pedimos la instrumentación de políticas alineadas con los convenios internacionales signados por México para abolir la prostitución, la trata de mujeres y niñas, la venta de niñas y adolescentes, los matrimonios infantiles y el alquiler de vientres, los cuales deben ser tratados como delitos, juzgados con perspectiva de género, así como la abolición de la explotación sexual, con una visión de progresividad y transparencia.final.Pacto F jun 2021-1

Lo anterior, aunado a un sistema de justicia integral capaz de atender y acompañar a las mujeres en sus diversidades, que permita la prevención, atención, sanción, erradicación de las violencias de género y reparación del daño, así como la garantía de no repetición.

Otra de las muchas problemáticas que el Estado ha invisibilizado, y que es apremiante atender, es la feminización de la pobreza que se ha reflejado en las brechas de desigualdad, por lo cual solicitamos fomentar programas de empleo y salario digno para todas las mujeres, que contengan iniciativas de licencia de ausencia laboral con apoyo económico ante situaciones de violencia de género, así como espacios laborales libres de acoso laboral, sexual y discriminación.

Lamentablemente los espacios laborales no son los únicos que presentan carencia de seguridad y perspectiva de género, el sistema educativo mexicano ha violentado a las mujeres, niñas y niños, en los últimos años se han registrado más de 5 mil casos de violencia sexual en las escuelas (SEP), por lo cual, exigimos programas de educación escolarizada y no escolarizada, para la promoción de la cultura para la paz, de la igualdad de género, la no violencia y nuevas masculinidades, en todos los niveles de la educación, que cumplan con la laicidad en la educación y eliminen propuestas que van en contra de los derechos ganados y las leyes nacionales, como el pin parental.

Solicitamos, promover la instalación de un Sistema Estatal y/o Municipal de Cuidados en el marco de la iniciativa legislativa que modifica el artículo 4to. Constitucional, en donde se establece el Derecho al Cuidado Digno y al Tiempo Propio, a través de la creación del Sistema Nacional de Cuidados; que contemple a infancias, adolescencias, personas dependientes con alguna discapacidad, enfermedad y personas mayores que lo requieran, así como a las personas cuidadoras, con recursos específicos para ello.

Requerimos que la 3 de 3 contra la violencia sea ley en todo el país; limitando incorporar a deudores de pensión alimenticia, hostigadores sexuales y agresores que hayan ejercido violencia de género.

Exigimos también, como parte de la agenda política de quienes queden electos/as garantizar los derechos sexuales y reproductivos de todas las mujeres, incluida la interrupción legal del embarazo de forma segura y gratuita en todo el país.

Así como la implementación de acciones desde el enfoque de género para la adaptación y mitigación del cambio climático.

Las mujeres y nuestros derechos no son temas coyunturales, por ello, desde las redes feministas y ciudadanía vigilaremos a los tres poderes del Estado y sus órdenes de gobierno para que cumplan instrumentos internacionales y leyes nacionales que garantizan los derechos humanos de las mujeres de todas las edades y condiciones, que habitan en el territorio nacional.

Frente Feminista Nacional, Las Constituyentes Mx, Mira-Pensadoras urbanas, Nosotras tenemos otros datos, Red de Género y Medio Ambiente, Red Nacional de Alertistas y Red Nacional de Refugios A.C.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s