Advierte la comunidad científica sobre la destrucción irreversible del planeta

Por Melodía Martínez

El pasado miércoles 13 de Abril la plataforma ‘Scientist Rebellion’ convocó a una huelga internacional compuesta por investigadores y académicos para reclamar acciones urgentes respecto a el estado de trágica emergencia que guarda el planeta tierra

°A punto de superar los 1.5 °C de temperatura del planeta aseguran que el acuerdo de París ha fracasado

Según los últimos informes de la ONU, miles de científicos y revisores gubernamentales coincidieron en que limitar el aumento de la temperatura global a no más de 1,5 °C nos ayudaría a evitar los peores impactos climáticos y a mantener un clima habitable. Sin embargo, según los actuales planes nacionales sobre el clima, se prevé que el calentamiento global alcance unos 3,2 °C para finales de siglo. 

«Escuchad a la ciencia». Este es el contundente lema que decenas de científicos, investigadores y académicos españoles plantearon al Congreso de los Diputados para «dar la voz de alarma sobre la extrema urgencia de la crisis climática y ecosocial que se vive en la actualidad.

 La demanda es implementar compromisos firmes, eficaces e inmediatos por parte de los gobernantes políticos ya que refieren que por décadas de inacción climática la vida se está convirtiendo en un crimen de masa de escala inédita con la responsabilidad directa de los grupos de intereses económicos que actúan para paralizar las dinámicas de justa transición ecológica», comentan los activistas.

En este contexto el secretario general de la ONU llamó un «código rojo» que, de no actuar, nos lleva a una senda suicida para la humanidad», explican los organizadores de esta protesta. «La inacción climática actual nos condena a un planeta inviable para la humanidad.

Los últimos informes provenientes del Panel  Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) destacaron: «Como científicos llevamos décadas avisando de la magnitud del problema. Por ello, y para que se nos escuche y se actúe en consecuencia, nos vemos obligados a emplear la resistencia civil no violenta», explica la investigadora y activista Elena González Egea, miembro del movimiento de ‘Rebelión científica’.

De hacer caso omiso la factura que tendremos que pagar será demasiado cara afectando además a las generaciones futuras. La acción climática requiere importantes inversiones financieras por parte de gobiernos y empresas.

Pero la inacción climática es mucho más cara. Un paso fundamental es que los países industrializados cumplan su compromiso de aportar 100 000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo para que puedan adaptarse y avanzar hacia economías más ecológicas según la ONU.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s